Page 120

RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán

EL GRAN CAPITÁN. GENIO REVOLUCIONARIO DE LA TÁCTICA ... 119 cuando en febrero de 1379, con 26 años, le veamos al mando de una com-pañía de 120 hombres que su hermano ha puesto a sus órdenes, peleando en la batalla de la Albuera, donde será felicitado por su brillante participación por el general jefe. Pero son los 10 años de la Guerra de Granada, los que cuajan su defi-nitiva preparación militar. Verdadera cruzada contra el Islam, a ella acuden caballeros de toda la cristiandad y de todos aprende. En aquellos agrestes parajes, comprende el uso de la caballería morisca, estudia el aprovecha-miento del terreno, la tala de árboles para facilitar los sitios, el empleo de la noche, de los golpes de mano, de la sorpresa… Toma buena nota de la impecable artillería francesa y de la profesiona-lidad y patriotismo de los franceses. De la infantería se queja, y prestemos especial atención a la belleza de sus expresiones que con tan mala letra dejará para la posteridad: “Tramonta-nos alemanes y suizos son más bien ordenada infantería que nosotros… que en casa no los queremos ejercitar y en campo no podemos…”2 Ya en esa época, D. Gonzalo observa el desarrollo de la incipiente pero ordenada logística, así como la preocupación por normalizar la administra-ción en asuntos de la guerra. La propia reina, con sus bienes hace que se monte un hospital de campaña para atender a los enfermos y heridos. En esa época aprende la acción de la política y así Boabdil, rey de Gra-nada, después de que el montillano se mostrarse ante él como un excelente negociador, le tendrá por el mejor de sus interlocutores y como alcaide de Íllora, aprende a gestionar los asuntos públicos y a aplicar la ley. Y en todo tiempo practica el respeto al adversario, otra de sus innatas cualidades, la humildad en la victoria y la lealtad y disciplina a sus superiores. 3.- ¿Qué modifica de lo existente en su ejército? Ahora ya concretemos: De la caballería conserva parte de la pesada, pero la mayor parte la con-vertirá en ligera, al estilo de la morisca, y variará el principio de su em-pleo, lo que es delicado porque afecta a las elites, a los nobles, y que ahora será: “para hacer correrías y descubrir la tierra y robar y tener fatigado al enemigo, haciéndole muchas veces estar armado y para impedirle las vituallas”, es decir le está dando las actuales misiones de reconocimiento, enlace, golpes de mano… Y sigue: “pero no para la batalla campal porque 2 SALAZAR, Diego de: Tratado de Re Militari (1536). Libro Séptimo. Ministerio de Defensa. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2015, pp. 115-142. ISSN: 0482-5748


RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán
To see the actual publication please follow the link above