Page 199

RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán

198 GUISEPPE RAGO para construir la pequeña iglesia que permanece aún hoy, sentando las bases de las transformaciones que caracterizan actualmente dichos lugares. Sin embargo, resulta significativa, desde el punto de vista de la orde-nación urbana, la elección de la explanada de Santa María la Nueva como expresión del mecenazgo: su ubicación cerca de Castel Nuovo, residencia oficial del virrey, en clara continuación con los soberanos aragoneses pero, al mismo tiempo, fuera del perímetro de los decumanos, en los límites de la ciudad vieja. De este modo, recibe una clara influencia de las residencias de la nobleza de edad aragonesas además de ubicarse en un área de conexión perfecta entre la ciudad vieja y el área de expansión de Castel Nuovo. El cuerpo de Giacomo della Marca se instala cerca del altar mayor de la misma capilla, aunque habrá que esperar hasta 1624 para su beatificación y a 172625, un siglo después, para su canonización. Era uno de los más vene-rados exponentes de la Observancia Franciscana en Nápoles26, muy cercano a los soberanos aragoneses que habían intentado poner en marcha el proceso de canonización, como harán después Fernando el Católico y Carlos V27; pero, sobre todo, varios miembros de la Academia Pontaniana promoverán su culto: muchos le habrán dedicado versos, en particular Sannazzaro con la séptima elegía de su primer libro. Es una circunstancia que hace que esta fundación resulte muy informal, es decir, que esté establecida en otras re-giones laicas que, como siempre ocurre, resultan estratégicas desde el punto de vista político. Junto a este aspecto, sigue siendo a pesar de ello comprensible que el edificio haya sido pensado como capilla de patronato y sepultura familiar; son utilizaciones no necesariamente contradictorias entre sí que demuestran la voluntad de Gonzalo de integrarse en la ciudad; mediante el cuerpo del Santo, como ya se ha dicho28, Gonzalo une su propia imagen a la de la ciu-dad; al cuerpo de Giacomo, aún no beatificado y por tanto, no convertido aún en reliquia, une su propio cuerpo afín de encontrar él también sepultura en el mismo lugar. Se trata de un empleo instrumental del cuerpo (y de los cuerpos) de un alto valor simbólico, que establece un nexo indivisible con la patria elegida. El destino sepulcral aparece cuanto más evidente en caso de que se tenga presente las características arquitectónicas de la obra, una capilla en extradós respecto al cuerpo de la iglesia, casi completamente autónoma res-pecto a esta última y al monasterio (también directamente unidos a éstos). 25  C. J. Hernando Sánchez, La imagen… cit., p. 158; R. Naldi, Andrea… cit., p. 63, nota 41. 26  G. Muto, La sociedad… cit., p. 136. 27  R. Naldi, Andrea Ferrucci. Marmi… cit., p. 59. 28  G. Muto, La sociedad… cit., p. 137. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2015, pp. 189-214. ISSN: 0482-5748


RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán
To see the actual publication please follow the link above