Page 49

RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán

48 CARLOS JOSÉ HERNANDO SÁNCHEZ tónica, “las buenas ordenanzas sin la ayuda militar serían como bien labra-das y ricas casas sin tejados y puertas que las defiendan del agua y viento, y sol y ladrones”. De esa forma se constataba que “con el favor de la milicia se dobla la autoridad, porque en cual hombre tendrá el Rey, o la patria con-fianza, que en aquel que le promete de morir por él? Y cual hombre terná mayor amor con la paz, que aquel que de sola guerra puede ser ofendido?”2. Maquiavelo había partido de la turbulenta experiencia de su república, donde la separación entre la vida política y militar alcanzaba un grado des-conocido en la mayor parte de las demás sociedades europeas, aún domina-das por los valores caballerescos del estamento nobiliario. Por ello, el secre-tario florentino convirtió en el principal interlocutor de su diálogo a Fabrizio Colonna, exponente del gran linaje romano napolitano de tradición gibelina, que combatió junto al Gran Capitán en batallas como la del Garellano3. La cultura cortesana y militar del reino de Nápoles, condicionada por el excep-cional poder de la nobleza feudal y actualizada por la conquista española, se reflejó en una intensa producción teórica que abordaba simultáneamente la guerra y la política4. La elección de Colonna servía así para legitimar un discurso que planteaba la renovación de la milicia en función de una con-cepción práctica del poder. El propio Maquiavelo compaginó sus activida-des diplomáticas con las militares e intentó implantar en Florencia en 1506 el modelo del ejército popular de la antigua República Romana, fracasando estrepitosamente frente a la infantería española cuando ésta tomó Prato en 15125. Aunque esa experiencia no le impidió seguir defendiendo el anacró- 2 Salazar, Diego de, Tratado de Re Militari (ed. de Eva Botella Ordinas), Ministerio de Defen-sa, Madrid, 2000, p. 101; Maquiavelo, Nicolás, Dell’Arte della guerra en ID., Opere (ed. de Corrado Vivanti), Einaudi-Gallimard, Turín, 1997, vol. I, pp. 529-530. Sobre Salazar vid. Pui-gomènech, Helena, Maquiavelo en España. Presencia de sus obras en los siglos XVI y XVII, Fundación Universitaria Española, Madrid, 1988, pp. 87-97. 3 Vid. Serio, Alessandro, Una gloriosa sconfitta. I Colonna tra papato e impero nella prima età moderna (1431-1530), Viella, Roma, 2008. 4 Vid. Hernando Sánchez, Carlos José, “La defensa de un reino: imagen y práctica de la guerra en la cultura napolitana del Renacimiento”, en Galante Gómez, Francisco (dir.), Caminos le-gendarios. Los Tercios y el Regimiento Soria en la Historia y la Cultura, Ed. Rueda, Madrid, 2009, pp. 59-82. 5 Vid. Wicht, Bernard, L’idée de la milice et le modèle suisse dans la pensé de Machiavel, L’Âge d’homme, Lausana, 1995; Guidi, Andrea, Un segretario militante. Politica, diplomacia e armi nel Cancelliere Machiavelli, Il Mulino, Bolonia, 2009; Hornsquist, Mikael, “Machiavelli’s military Project ant the Art of War”, en Najemy, John M. (dir.), The Cambridge Companion to Machiavelli, Cambridge University Press, Cambridge, 2010, pp. 112-127 y Finzi, Claudio, “Il pensiero politio-militare di Machiavelli”, en Il Principe di Niccolò Machiavelli e il suo tempo 1513-2013 (Catálogo de la exposición organizada en Roma en 2013), Treccani, Roma, 2013, pp. 141-149. Sobre el episodio de Prato vid. Cadenas y Vicent, Vicente, El Saco de Prato. La primera reposición de los Médicis en Florencia y la presencia de España en el Milanesado, Hidalguía, Madrid, 1982. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2015, pp. 45-114. ISSN: 0482-5748


RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán
To see the actual publication please follow the link above