Page 56

RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán

EL SOLDADO POLÍTICO: EL GRAN CAPITÁN Y LA ITALIA DE LOS ... 55 República de Florencia en España, fue a visitar a Gonzalo y escribió dos Capitoli Politici donde exponía las razones a favor y en contra de que aceptara la nueva aventura italiana que se le ofrecía, prueba del valor mo-délico conferido a lo que se había convertido, tanto en España como en las demás cortes europeas, en el caso del Gran Capitán27. Más tarde, en su Storia d’Italia, el mismo autor aunaría virtudes políticas y militares - des-de la astucia a la prudencia o las dotes oratorias- para trazar la imagen de quien se estaba convirtiendo en un mito28. La habilidad política del Gran Capitán se concretaba en el dominio de los recursos expresivos y formales del escenario cortesano. En ese ámbito Gonzalo Fernández de Oviedo, que tras formar parte de la corte de la reina Juana de Nápoles, hermana de Fernando el Católico, en 1512 fue secretario de Gonzalo, cuando éste se disponía a emprender el ansiado y finalmente frustrado regreso a Italia, dejó una de las más completas semblanzas del Gran Capitán: “tan señor con señores, e tan del palaçio con los cavalleros mançebos e con las damas, guardando su gravedad e medida e buena graçia en sus palabras, que sin dubda ningún artífiçe que fuese único no le entendía tan complida e bastantemente como el Gran Capitán entendía e sabía estos primores e lo que avía de hazer en cada cosa de las que son dichas o que pudiesen ocurrir ... Fue liberalíssimo e muy polido en sus atavíos e muy del palaçio, e galán dizidor e no lastimador en sus donayres, e muy quisto de las damas...”29. En la misma línea, Paolo Giovio afirmaría que Gonzalo había sido siempre “bien querido y grato a todos los cortesanos” pues él mismo era “muy gentil cortesano, entendía bien lo que se había de hacer, porque había acompañado los ejercicios militares con los de la cortesanía; en su conversación y trato muy apacible, tal que cuando se trataban cosas de palacio todos estaban agradados de su burlar y plática”30. La sociabilidad de la vida de corte se proyectaba en la práctica de las armas, aunando la vigencia del código caballeresco con el modelo heroi-co del ritono all’Antichità difundido por los emergentes studia umanitatis. Ambos sistemas culturales confluían en la imagen política que puede ras-trearse en las primeras obras dedicadas al Gran Capitán por humanistas italianos de su entorno, empeñados en legitimar a través de la gloria sus victorias napolitanas, como Giovanni Battista Spagnuoli –llamado Manto- 27 Vid. Díez del Corral, Luis, op. cit., pp. 204-211. 28 Vid. Barbuto, Gennaro Maria, op. cit., pp. 411 y ss.; Nuovo, Isabella, Il mito del Gran Capi-tano. Consalvo di Cordova tra storia e parodia, Palmar, Bari, 2003. 29 Fernández de Oviedo, Gonzalo, Batallas y Quinquagenas (ed. de J.B. Avalle-Arce), Edicio-nes de la Diputación de Salamanca, Salamanca, 1989, p. 183. 30 Giovio, Paolo, Vida del Gran Capitán, en Rodríguez Villa, Antonio (ed.), Crónicas del Gran Capitán, Bailly Bailliére e hijos, Madrid, 1908, p. 483. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2015, pp. 45-114. ISSN: 0482-5748


RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán
To see the actual publication please follow the link above