Page 76

RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán

EL SOLDADO POLÍTICO: EL GRAN CAPITÁN Y LA ITALIA DE LOS ... 75 pontificia107. La difusión de esa idea durante el reinado de quienes iban a convertirse en los Reyes Católicos por excelencia se reflejó en la prolifera-ción del tema del triunfo de la cruz en el arte, una cruzada iconográfica para-lela a la cruzada fiscal respaldada por las bulas pontificias108, a la cruzada di-plomática en la corte romana y a la cruzada retórica propagada en España e Italia a través de la oratoria, la publicística y la literatura caballeresca109. El proyecto cruzado legitimaba la tendencia expansiva que teorizaría Flaminio por medio del simbolismo de las flechas anudadas en el emblema de la reina. Pero, aunque los itinerarios mediterráneos de la Corona de Aragón abocaban al enfrentamiento con el poder otomano bajo el impulso pontificio, los inte-reses de la nueva Monarquía acabarían deteniéndose en la barrera italiana. Para responder al doble reto de las rutas mediterráneas y el dominio de Italia serían vitales los recursos derivados del proceso político que ha podido definirse como “la incorporación de Castilla a la Corona de Aragón”110. Ese proceso supondría, en último término, un viraje histórico en la política tradi-cional castellana, precedido por el acercamiento a Flandes e Inglaterra que ini-ciara Enrique IV para proteger las emergentes relaciones comerciales. Castilla asumió las prioridades estratégicas y diplomáticas aragonesas y, por tanto, mediterráneas, que llevarían a volcar los esfuerzos en aislar a Francia para asegurar la hegemonía en Italia y a implicarse activamente en los problemas de toda la cuenca del mare nostrum, incluida su zona oriental. La guerra de Granada, empresa castellana asumida y celebrada con entusiasmo en la Coro-na de Aragón, no haría sino reforzar ese proceso de asimilación iniciado en la época de la guerra de sucesión que afianzó a Isabel en el trono. Ya en 1477 la visita del nuncio Nicolás Franco a Sevilla, con el encargo del papa Sixto IV de convencer a Fernando e Isabel de su participación en una cruzada contra los turcos, llevó a un diagnóstico de las carencias castellanas para acometer una empresa de esa envergadura: la persistencia de un foco musulmán en la Penín-sula Ibérica, el peligro de un potencial enemigo interno, representado por la nutrida comunidad hebrea, y la falta de una flota en condiciones de acometer 107 Vid. Housley, Norman, The Later Crusades. From Lyon to Alcazar, 1274-1580, Oxford Uni-versity Press, Oxford-Nueva York, 1995. 108 Vid. Goñi Gaztambide, José, Historia de la Bula de la Cruzada en España, Ed. Eset, Vitoria, Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2015, pp. 45-114. ISSN: 0482-5748 1958. 109 Vid. Milhou, Alain, Colón y su mentalidad mesiánica en el ambiente franciscano español, Casa Museo Colón, Valladolid, 1983 y Marín Pina, María del Carmen, “La ideología del poder y el espíritu de cruzada en la narrativa caballeresca del reinado fernandino”, en Sara-sa, Esteba (ed.), Fernando II de Aragón, el Rey Católico, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 1996, pp. 87-105. 110 Suárez Fernández, Luis, “Política mediterránea”, p. 197 e Id., Los Reyes Católicos. Los fundamentos de la Monarquía, Rialp, Madrid, 1989, p. 14.


RHM_extra3_2015_500 años Gran Capitán
To see the actual publication please follow the link above