Page 53

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 133

FEDERICO MAESTRE DE SAN JUAN PELEGRíN En lo relativo al departamento marítimo de Ferrol, dada su lejanía respecto del gran foco gibraltareño, su actividad fue mucho menor y se redujo a vigilar las eventuales entradas desde Francia, centrándose la mayoría de las capturas en la localidad fronteriza de Irún. La acción represora en los departamentos marítimos ya hemos enumerado las sucesivas reformas en la regulación del Servicio del Resguardo Marítimo entre 1843 y 1868. Ahora nos ocuparemos de la eficacia que tales cambios tuvieron en la represión del contrabando, así como las diferentes formas de actuación que para evitarlo fueron adoptando los promotores de este comercio ilegal. La reforma de Mon de 1846 se tradujo en un incremento exponencial de apresamientos en relación con los efectuados antes de su entrada en vigor. Ejemplo de ello es que, entre el 25 de abril y el 6 de junio de 1847, los buques guardacostas de la segunda división capturaron en las aguas comprendidas entre Mazarrón y Alicante cuatro barcos contrabandistas. Durante todo este año, las unidades del Resguardo lograron apresar cuando menos 36 naves a lo largo de la costa del departamento marítimo de Cartagena. En su mayoría se trataba de faluchos, aunque también se sorprendió a varios laúdes de pesca con cargamento ilícito, así como a una tartana sarda. Los productos aprehendidos fueron sobre todo, como de costumbre, géneros textiles y tabaco. En 1848, los apresamientos fueron como mínimo veintiocho (26 buques y dos partidas en tierra). En el curso de las dos primeras reformas del Resguardo Marítimo, verificadas durante el ministerio de Alejandro Mon, hasta mayo de 1850 se produjeron en el departamento marítimo de Cartagena un mínimo de 102 capturas, correspondientes a 34 faluchos, 24 laúdes, 1 urca, 6 barquillas, 1 lancha, 6 barcas, 18 barcos de pesca, 1 tartana y 1 bateo sardos, 3 botes, 2 de origen desconocido y 5 partidas en tierra. Aunque los períodos de vigencia de ambas reformas sean muy dispares, tanto en uno como en otro la actividad contrabandista por vía marítima decayó considerablemente. Si tomamos como ejemplo lo ocurrido en el departamento marítimo de Cartagena, caracterizado por ser el que más kilómetros de costa debía vigilar y por estar tachonado de localidades y grandes ciudades costeras susceptibles de recibir alijos, veremos que lo componían un número superior de divisiones. En concreto, la reforma de Mon le asignó cuatro, cada una de ellas integrada por 4 vapores, 21 faluchos y 27 escampavías, mientras que el departamento del Estrecho lo formaban 2 divisiones, con 1 vapor, 1 bergantín goleta, 1 místico, 13 faluchos y 20 escampavías, y el del Norte disponía de 1 bergantín goleta, 1 místico, 2 lugres y 11 escampavías. Durante la reforma de Molins, de 1850 a 1856, las capturas en aguas del departamento marítimo del Mediterráneo se cifraron en 10 faluchos, 10 laúdes, una polacra goleta inglesa, 1 bateo francés, 2 barcas, 3 barquillas, 4 52 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 133


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 133
To see the actual publication please follow the link above