Page 96

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 133

LA ESCUELA DE INGENIEROS NAVALES DE FERROL afectó de lleno a la Marina. A partir de la creación de la Real Armada (1), por real cédula de 21 de febrero de 1714, y de su Secretaría del Despacho (2) (Ministerio), la estructura orgánica de la Marina (3) se fue desarrollando, principalmente a partir de 1717). Por real orden de 29 de agosto de 1726, y a propuesta del secretario del Despacho de Marina e Indias, don josé Patiño y Rosales (4), se crearon los tres departamentos marítimos españoles: Norte, Mediodía y Levante, con capitales en La Graña (trasladada a Ferrol en 1750), Cádiz —trasladada a la Isla de León (San Fernando) en 1768— y Cartagena. Con el objetivo de asentar firmemente estas nuevas estructuras orgánicas y operativas, en los tres departamentos se llevarán a cabo obras de construcción y erección de arsenales, astilleros, escuadras, infraestructuras de todo tipo, fortificaciones defensivas e, incluso, ciudades de nueva planta que acogerían la llegada de miles de personas, lo que obligó al Estado a proveerse de los mejores ingenieros y arquitectos de la época para trabajar en tan magna obra. Esta actividad constructivo-arquitectónica e industrial en los astilleros (5) y arsenales españoles se prolongaría durante todo el siglo XVIII, sobre todo (1) Los historiadores navales consideran unánimemente que la real cédula de 21 de febrero de 1714 señala la creación de la Real Armada, asegurando que en dicho texto legal las diversas «Armadas» hasta ese momento existentes se refundían en una. Pero, si leemos con atención la norma, reproducida en la celebérrima Armada española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón, del capitán de navío Cesáreo Fernández Duro (t. VI, pp. 112-113), en realidad lo que legisla es la denominación de los distintos mandos navales, equiparándolos con los existentes en la Marina francesa. Así, estableció los siguientes grados: 1) almirante general de la mar, 2) gobernador de la mar, 3) teniente general de la mar, 4) teniente de la mar, 5) capitán general de la Armada, 6) almirante general de la Armada, 7) almirante real de la Armada, 8) almirante de la Armada, 9) capitán de mar y guerra. Es cierto que en el texto no se citan las Armadas existentes, y que a partir de entonces todas ellas pasan a designarse con el nombre genérico de «Armada Real»; pero, sin caer en la vanidad de cuestionar a los citados eruditos, en nuestra opinión casaría mejor con la orgánica naval fijar el nacimiento de la Marina española moderna en la fecha en que se creó su Secretaría (hoy diríamos Ministerio), es decir, el 30 de noviembre del mismo año. (2) El primer secretario (ministro) del Despacho de Marina fue don Bernardo Tinajero de la Escalera, que ocupó el cargo desde el 30 de noviembre de 1714 hasta el 28 de abril de 1715, fecha esta última en que la Secretaría de Marina quedó suprimida. Sus asuntos pasó a despacharlos la de Guerra hasta el 14 de enero de 1721, cuando el Despacho de Marina recuperó su autonomía orgánica. En 1726, los negocios de Indias quedaron agregados a Marina, si bien con posterioridad el número y clase de las competencias asumidas por las distintas secretarías y ministerios, que las permutaban con frecuencia entre sí, fue muy oscilante. (3) Se inició con el nombramiento de su intendente general (por real orden de 28 de enero de 1717), y siguió con la creación del Real Cuerpo de Caballeros Guardias Marinas (15 de abril), de los Batallones de Marina (28 de abril) y de los Cuerpos General de la Armada y del Ministerio (hoy conocido como «de Intendencia»), estos últimos creados en virtud de unas instrucciones conocidas como «Ordenanzas de Patiño», dictadas el 16 de junio de ese mismo año. (4) Ocupó el cargo durante más de una década, entre mayo de 1726 y noviembre de 1736). (5) durante el siglo XVIII, el principal astillero del inmenso imperio español fue el de La Habana, en Cuba, donde entre 1724 y 1870 se construyeron un total de 197 barcos. Sus riquezas naturales y óptimas condiciones defensivas hicieron de la Gran Antilla un lugar ideal para la construcción de barcos. Año 2016 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 95


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 133
To see the actual publication please follow the link above