Orgánica y Materiales - MODELO DE CARRERA PARA EL PERSONAL DEL ARMA DE CABALLERÍA DERIVADO DEL PLAN DE ACCIÓN DE PERSONAL - Miguel Hernández Turiño coronel de Caballería

MEMORIAL CABALLERIA 82

Orgánica y Materiales MODELO DE CARRERA PARA EL PERSONAL DEL ARMA DE CABALLERÍA DERIVADO DEL PLAN DE ACCIÓN DE PERSONAL Miguel Hernández Turiño coronel de Caballería Memorial de Caballería, n.º 82 - Diciembre 2016 33 Introducción La Directiva 02/08 (Actualización de 2014), que desarrolla el Plan de acción de personal (PAP), expone los criterios del Ejército de Tierra (ET) sobre los aspectos básicos que configuran la carrera militar de sus componentes, conforme al nuevo marco legal derivado de la Ley de la carrera militar (LCM). De esta directiva y de otra normativa derivada, como la Instrucción 53/2015, que regula los procesos de evaluación del personal del ET, se pueden extraer los modelos de carrera ideales para los integrantes de los cuerpos y escalas del ET y, en el caso que nos afecta, para los de la especia-lidad fundamental Caballería (en lo sucesivo, Arma). En el número 81 del Memorial de Caballería ya se hizo una primera aproximación a este asunto, enfocada fundamentalmente a los procesos de evaluación y a la incidencia que han tenido los cambios que introdujo la Instrucción 53/2015 en el personal del Arma. El objetivo del presente artículo es exponer los modelos de carrera ideales para los integrantes de las distintas escalas del Arma. El punto de partida, y base jurídica, del que se derivan estos modelos es el artículo 75 de la LCM. En él se dispone que el desarrollo de la carrera para los componentes de las diferentes escalas pasa por ocupar en los dos primeros empleos puestos preferentemente operativos corres-pondientes a la especialidad fundamental de pertenencia y que a partir de determinados empleos, generalmente el tercero, se reorientará el perfil profesional realizando tareas en distinto campo de actividad al de su especialidad fundamental, o se perfeccionará el que vinieran ejerciendo. El análisis de dicha normativa nos permite extraer los diferentes modelos de carrera, conocien-do «qué» se ha de hacer y «cuándo», conforme a una secuencia temporal lógica. Puede surgir la pregunta sobre qué vigencia van a tener estos modelos, si van a consolidarse a largo plazo o serán flor de un día. La respuesta no puede ser categórica, aunque se puede decir que la mayor parte de las medidas introducidas son coherentes y cuentan con respaldo legal, circuns-tancia que nos permite aventurar que pueden perdurar en el tiempo con pequeños retoques. De una manera resumida, se pretende que tras el egreso de un centro docente militar de forma-ción, se ocupen destinos en pequeñas unidades (PU) del Arma en los que se consoliden los conoci-mientos adquiridos y se adquiera la experiencia necesaria que permita ocupar en los empleos supe-riores otro tipo de destinos, en muchos casos ajenos al Arma. La formación es continua y el personal está muy dirigido, sobre todo en la Escala de Oficiales, prevaleciendo los intereses de la Institución sobre los de los individuos. Es por ello que los órganos que integran el sistema de enseñanza y los de gestión de personal adquieren una gran importancia en la consolidación de los modelos. Como en todo lo que afecta al personal, no se parte de cero ni es posible aplicar los modelos en su totalidad desde un determinado momento, circunstancia que obliga a una implantación progre-siva, en muchos casos con medidas transitorias. Muchas de estas ya se vienen aplicando y otras lo harán a corto y medio plazo. A continuación se pasan a desarrollar los modelos de carrera ideales para el personal del Arma, sin olvidar que no solamente hay que completar los hitos marcados, sino que además debe realizarse un buen desempeño, circunstancia que se refleja en los informes personales de cali-ficación (IPEC), que continúan teniendo un peso específico importante en todos los procesos de evaluación.


MEMORIAL CABALLERIA 82
To see the actual publication please follow the link above