Page 114

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

INFRAESTRUCTURA CASTRENSE DE SALAMANCA EN EL SIGLO XIX 113 Los intentos por reedificarlo no cesaron a lo largo del siglo. En 1873 el Gobierno trató de activar el asunto autorizando el traslado a este cuartel de un batallón de infantería y un regimiento de caballería. Seis años más tar-de, en 1879, existía un nuevo proyecto de reedificación, seguramente basado en los anteriores, que fue aprobado por Real Orden del 22 de junio de aquel mismo año. El coste ascendía a 330.000 pesetas y podía financiarse, en par-te, con las 90.000 pesetas que entonces ofrecía el Ayuntamiento, en tres pagos anuales. También contribuiría a rebajar los costes la cesión gratuita que el Ayuntamiento estaba dispuesto a hacer de unos terrenos adyacentes, que eran necesarios48. Como hemos señalado, en 1880 el Ejército hizo entrega del cuartel de San Esteban a los frailes dominicos y las circunstancias eran idóneas para iniciar por fin la reconstrucción del colegio del Rey como nuevo cuartel. Sin embargo, tampoco en esta ocasión el proyecto llegó a buen puerto. Nunca se hicieron las obras, porque en el último momento las autoridades militares y locales desviaron su atención al colegio Trilingüe, que era más apropiado y donde emplearon todo el presupuesto. A pesar de todo, el colegio del Rey no dejó de estar en el punto de mira de los militares, aunque no exactamente para servir de cuartel, sino como almacén de materiales (Parque Administrativo de Campaña del 7º Cuerpo del Ejército). El cuartel del Trilingüe estaba muy cerca, ocupado por el regimiento de caballería, y esta fuerza militar podía garantizar la vigilancia y custodia de los materiales allí almacenados en el caso de un golpe de mano por parte de la población. Ambos centros, dependientes del ramo de guerra, dieron al barrio de los Caídos un carácter eminente-mente militar. La instalación del Parque Administrativo fue publicada en la Real Orden del 9 de agosto de 1898. En 1899 se redactó el proyecto, no dema-siado ambicioso, con un presupuesto de 50.000 pesetas, para adaptar las habitaciones existentes. Sin embargo, lo que empezó siendo un proyecto de reforma terminó convirtiéndose en un plan de reedificación total del edificio para instalar el lujoso tren de campaña (200 carros y carruajes) y atender todos los servicios con suficiente comodidad. Sin dejar pasar mucho tiempo, en 1899 el comandante de Ingenie-ros de Ciudad Rodrigo y el comandante general de ingenieros de la 7ª región elaboraron el plan de reforma y ampliación con un presupuesto de 407.940 pesetas49. Evidentemente partieron de la base de aprovechar los 48  A.M.S. Actas, 1880. 17-III. 2-VI. Fol. 374vº. 49  A.G.M.S. Sección 3, División 3, Legajos 145, 504 y 681. A.M.S. Actas, 15-III-1899. Una Real Orden del 18 de enero de 1904 aprobó el proyecto de construcción. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 113-126. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above