Page 122

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

INFRAESTRUCTURA CASTRENSE DE SALAMANCA EN EL SIGLO XIX 121 En 1852 se planteó ocupar nuevos cuartos de Calatrava para dar más desahogo al cuartel, pero no se pudo hacer, porque el Ejército seguía querien-do mantener desalojadas algunas dependencias para casos de necesidad55. Las dificultades que había en Salamanca para establecer cuarteles mi-litares, escuelas y otros servicios, unido a la escasez de edificios hábiles para acogerlos, generaba una gran inestabilidad a las instituciones que habían tenido la suerte de disfrutar algunas habitaciones decentes. Este fue el caso del cuartel de la Guardia Civil, que después de acomodarse en parte del colegio de Calatrava, en 1853 lo tuvo que abandonar. La nueva sede quedó establecida en la casa antigua del señor Conde de las Navas, situada en la plaza de San Benito (Casa del Camarero Maldonado)56. La sede de la plaza de San Benito tampoco fue la definitiva, porque en 1873 se estaba buscando otro edificio para establecer el cuartel. Se barajó la opción de ubicarlo en los cuartos altos del exconvento de Sancti Spíri-tus, que acogía también la cárcel pública, pero los mandos superiores de la Guardia Civil no consideraron conveniente compartir el edificio con los presos. Entonces se volvió a pensar en la Trinidad, donde se establecieron a la postre a partir de 1876. Sin embargo, el edificio seguía estando en muy malas condiciones y suscitó quejas. En 1882 el cuartel seguía necesitando reparaciones según reconocimiento del arquitecto municipal57 pero, a pesar de estos inconvenientes, permaneció aquí hasta los años finales del siglo xx. 2.7. El cuartel de Carabineros (Trinidad Descalza) El cuerpo de Carabineros era una fuerza militar semejante a la Guar-dia Civil, encargada de mantener el control de las zonas rurales y las fron-teras. Los deseos por establecer en el exconvento de la Trinidad esta guar-nición se remontan al año 1851, cuando ya fue solicitado, pero el arquitecto municipal lo reconoció como inhabitable. En 1854 volvieron a reclamarlo, pero se volvió a desestimar la petición, a pesar de que los Carabineros se comprometieron a realizar por su cuenta las obras de reparación en las habi-taciones que iban a ocupar58. Por fin pudieron ocupar el edificio de la Trinidad en 1857, con lo que se puso fin al carácter provisional que había tenido, funcionando de manera esporádica como cuartel militar y de la Guardia Civil. Con la instalación del 55  A.G.M.S. Sección 3, División 3, Legajos 145, 504 y 681. A.M.S. Actas, 1852. 9-II. 15-III. 56  A.M.S. Actas, 13-I-1854. 57  A.M.S. Actas, 1873. 23-IV. 28-IV. 5-VII-1882. 58  A.M.S. Actas, 12-VI-1854. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 121-126. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above