Page 171

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

170 ESTEBAN MORENO RESANO fórmula diis genitus, que venía a significar que el emperador gozaba de con-dición numinosa por adopción de los dioses69. Otro tanto se puede afirmar en relación con el tratamiento de filius Augustorum, con las implicaciones religiosas que le son inherentes, como miembros de la domus diuina70. Pero esta denominación aparece en las acuñaciones orientales de 308 y 309, es decir, aquellas controladas por Galerio y Maximino Daza71. No obstante, a finales de 310, Galerio dio a Constantino y a Maximino Daza el título de augusto72. En sus territorios, Constantino desarrollaba su propio discurso institucional independiente, muy personalista en el que dejaba traslucir sus aspiraciones monárquicas: el panegírico de 310 no mencionaba ni a Galerio ni a Maximino Daza ni hacía eco de su discurso político. La muerte de Galerio en 311 creó un nuevo marco político. Constan-tino no se sentía vinculado con Majencio ni tampoco con Maximino Daza. Estas circunstancias le hicieron buscar el apoyo tácito de Licinio (mal aveni-do con Maximino a propósito del dominio del Bósforo) para atacar a Majen-cio y hacerse dueño de Italia y África. Algunos hechos alentaron también su decisión. En primer lugar, no se registraron ataques externos en las fronteras británica y renana durante el bienio de 311 y 312. Tan sólo se tiene noticia de algunas agresiones piráticas de francos en las costas hispanas, al parecer, de escasa envergadura73. La verdadera importancia de estas operaciones ra-dicaba en que le procuraron el control efectivo de la diocesis Hispaniarum. Mientras Constantino se fortalecía, Majencio había visto amenazado seria-mente su poder a consecuencia de la invasión de la península de Istria por Licinio y de la usurpación de Domicio Alejandro en Africa Proconsularis, que tuvieron lugar entre 309 y 31074. Majencio pudo recuperar el territorio ocupado por Licinio, aunque no logró obtener ninguna revancha atacando sus provincias de Nórico y Recia. Domicio fue derrotado por Rufio Volusia- 69  AE 1984, 367; Paneg. Lat., VI (VII), 9, 4-5. Cf. KOLB, Frank: «Praesens Deus: Kaiser und Gott unter der Tetrarchie», en DEMANT, Alexander; GOLTZ, Andreas; SCHLANGE-SCHÖ- NINGEN, Heinrich (eds.): Diokletian und die Tetrarchie. Aspekte einer Zeitenwende, De Gru-yter, Berlin, 2004, pp, 27-46, esp. pp. 33-34. 70  STEFAN, Alexandra: «Le titre», op. cit., pp. 341-443. 71  CAYÓN RODRÍGUEZ, Juan R.: Compendio, op. cit., Constantino, N.º 311 y 318 (Siscia y Tesalónica), (con título de filius Augustorum); N.º 319, 321 (Nicomedia) y 322 (Antioquía) (con título de filius Augusti). 72  Lact., De mort. persec., XXXII, 5. 73  Paneg. Lat. IV (X), 17, 1. Las indicaciones de Nazario son demasiado vagas como para poder intuir dónde pudieron realizarse los ataques. 74  CIL V, 330 (ataque de Licinio); Aurel. Vict., XL, 17-19; Zos., II, 14, 2-4 (usurpación de Do-micio Alejandro). Cf. PICOZZI, Vittorio, «Una campagna di Licinio contro Massenzio in 310 non attestata dalle fonti letterarie», en Numismatica e Antichità Classiche, 5 (1976), pp. 267- 275; LE BOHEC, Yann: L´armée romaine sous le Bas-Empire, Picard, París, 2006; DONCIU, Ramiro: L´empereur Maxence, op. cit., pp. 71-76. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 170-198. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above