Page 182

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

GUERRA, EJÉRCITO Y RELIGIÓN DURANTE EL PRINCIPADO DE CONSTANTINO 181 turo. En realidad, considerándose emperador de Oriente, fomentó los cultos politeístas sincréticos de tradición helenística131. Dan muestra de ello dos inscripciones dedicadas en Koptos a los ángeles allí venerados por los sol-dados de las legiones III Gallica y I Ilirica. La primera fue dedicada en 316 por la caballería, y la segunda en 323, por los mismos cuerpos y por los ar-queros emesenos, en conmemoración de la erección de un templo a las divi-nidades locales132. En ambos casos, el dedicante era Victorino, prepósito de las tropas. La inscripción de 316 recordaba un hecho de armas en Arabia133. Ambos testimonios son excepcionalmente ricos en términos documentales. Por una parte, el jefe de las tropas demostraba ser el encargado de secundar la política religiosa imperial. Por otra, oficialmente, los soldados parecían identificarse con ella, dado que el texto epigráfico fue redactado por uno de los caballeros (Baso), si bien la iniciativa parecía haber correspondido a Victorino, aconsejado por el sacerdote Dionisio. En este caso, los soldados, con independencia de su origen y comenzando por los mandos, debían de estar interesados en recibir la protección de los dioses del sitio donde tenían su sede. Una de las singularidades de los cultos tradicionales era que alimen-taban el arraigo de sus practicantes con un determinado espacio geográfico, lo que explica su estrecha vinculación con la religión castrense. El conserva-durismo en relación con lo sagrado expresaba a su vez, la voluntad profesa, tanto de Licinio como de sus hombres armados, de establecer una relación de continuidad institucional y cultural con el pasado, no sólo romano, sino fundamentalmente helenístico. Los defensores de Oriente habían adoptado los dioses orientales. Constantino, por el contrario, se mostró cada vez más comprome-tido con la Iglesia a consecuencia del desarrollo del conflicto donatista en África, a los obispos que habían participado en el Concilio de Arelate, que era siervo del Dios de los cristianos. Los términos son muy similares a los empleados en el texto de los acuerdos milaneses, salvando el escepticis-mo religioso: (...) Dios omnipotente, residente en las atalayas del cielo, me 131  Como se ha estudiado en: MORENO RESANO, Esteban: «La política religiosa y la legis-lación sobre los cultos tradicionales del emperador Licinio (306-324)», en Polis, 20 (2009), Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 181-198. ISSN: 0482-5748 pp. 167-207. 132  MILNE, Joseph G.: Catalogue général des antiquités égyptiennes du Musée du Cairo. Greek Inscriptions, University Press, Oxford, 1905, Nos. 9272 y 9238; BERNARD, André: «Recher-ches muséographiques a propòs des inscriptions de Koptos», en Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik, 62 (1986), pp. 221-236, esp. pp. 225-226. 133  MILNE, Joseph G: Catalogue, op. cit., N.º 9272. Traducción castellana: «Los emesenos han erigido (esta estela) en voto a los ángeles. Buenos pensamientos para con el pontífice Dionisio en el hermoso día. En recuerdo de Arabia. Lo escribió Baso. A la gran Fortuna de los ángeles para la salud de la vexilación de la III Legión Gálica y de la I Ilírica a cargo de Victorino. Año de 627, a 15 del mes de Loo». (9 de junio de 316).


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above