Page 215

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

214 CARLOS RILOVA JERICÓ En efecto, el desconocimiento prácticamente general de esta copia de la hoja de servicios de Gaspar de Jauregui ha obviado un hecho que tal vez merecería la pena comprobar. A saber: el de que pudieron ser los batallo-nes de voluntarios guipuzcoanos los primeros en entrar en territorio francés desde el año 1793 en el que, como ya hemos señalado, lo habitual para toda Europa y, en especial para España, fue que las tropas francesas fueran las invasoras y no las que huyen ante un ejército enemigo victorioso abriendo paso a una invasión de su propio territorio. En efecto, la hoja de servicios de Jauregui conservada en el archivo de su villa natal parece indicar, con bastante claridad, que tras la apresurada retirada de las vanguardias del mariscal Soult de San Marcial el 31 de agosto de 1813, recibió la orden de lanzar sobre esas tropas francesas en retirada una acción de hostigamiento que llevó a los voluntarios de Guipúzcoa a una persecución que no habría acabado hasta las puertas de Bayona... siendo así estas, evidentemente, las primeras unidades del Ejército español –de hecho de todos los ejércitos aliados en la Sexta Coalición contra Napoleón– en haber invadido territorio francés desde 1793 en el marco de una ofensiva general y sostenida en el tiempo...34 Teniendo en cuenta la existencia de ese punto oscuro sobre una cues-tión que en otras historiografías de las guerras napoleónicas ha recibido mu-cha más atención, quizás nos resulte menos extraño aceptar el contenido del siguiente apartado de este artículo, en el que se hablará de otro aspecto de la relación de España con esas guerras napoleónicas apenas investigado y, por tanto, aún visto como algo imposible, cuando no altamente inverosímil, ajeno a la historia de la España de esa época. Me refiero, naturalmente, a la participación de nuestro país en la sép-tima coalición europea contra Napoleón que acaba con sus últimos «cien días» como emperador, culminados con la resonante derrota que el empera-dor sufrirá en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815. 2. EL GENERAL ÁLAVA, EL GENERAL CASTAÑOS Y MUCHOS OTROS MILES MÁS. LA CONTRIBUCIÓN MILITAR DE ESPAÑA A LA CAMPAÑA DE WATERLOO La ignorancia parece ser el estado natural de nuestros conocimientos sobre la participación española en la séptima coalición organizada, desde 34  Consúltese Archivo Municipal de Urretxu E 5 V 1, 8. Véase también RILOVA JERICÓ: «De simple guerrilla a Ejército de las guerras napoleónicas». Op. cit., pp. 250-251. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 214-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above