Page 77

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

76 RAMÓN DÍEZ RIOJA Gobierno de España a tomar una determinación a este respecto, pues consi-deraban que un país «neutral» no podía mantener una división en el frente oriental luchando codo con codo junto a los alemanes. La cuestión, sin duda se antojaba embarazosa ya que la retirada no se contemplaba por unanimi-dad en el Gobierno. Por ello se propuso una solución a medias: convertir la división en una Legión de Voluntarios, sin embargo, los aliados no acogie-ron la medida con satisfacción sino todo lo contrario como recoge el duque de Alba en un despacho enviado al ministro de Exteriores: …La medida es probable que no satisfaga aquí, más bien, al contrario, produzca irritación ya que el cambio de nombre sería el reconocimiento de que hasta el presente faltábamos a la verdad cuando decíamos que la División Azul estaba compuesta por voluntarios. Termina Mientras queden españoles en el fren-te oriental, ya sean como división o como legión, aquí no harán diferencia63. Un problema, por tanto, aún sin resolver a finales de 1943, en parte por los elementos germanófilos próximos al aparato de Gobierno que, difi-cultaban la labor del ministro de cara a la resolución del asunto. En el plano interior las cosas no iban mucho mejor. Una parte sus-tancial de los jefes y oficiales del Ejército, fieles o partidarios circuns-tanciales de la monarquía, no comprendían la persistencia del general Franco a permanecer al frente de la Jefatura del Estado, máxime cuando en el contexto de la guerra mundial, Alemania perdía terreno, vislum-brándose un triunfo de los aliados. Un horizonte de futuro que José Ma-ría Gil Robles, líder de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), se atrevía a vislumbrar, y que exponía al Ministro de la Guerra, Teniente General Asensio, en una carta dirigida a este donde le advertía la inminente catástrofe sin precedentes que para España supon-dría en caso de no producirse una rápida restauración de la Monarquía. Gil Robles advertía de que era necesario restaurar prontamente la figura del monarca: «...Solo el rey interpretaba Gil Robles podría iniciar una labor de rectificación de la política exterior hacia una verdadera neutrali-dad » Y añadía «Rectificación que nos saque del aislamiento absolu- 63  Despacho del duque de Alba del 19 de octubre de 1943. Fundación Nacional Francisco Fran-co. Documento 27319, p. 1. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 76-86. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above