Page 78

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

EL GENERAL FRANCISCO GÓMEZ-JORDANA SOUSA 77 to que haga que nos perdonen los vencedores muchos actos anterio-res de beligerancia germanófila»64. Es probable que tuviera algo o mucho que ver esta carta, pues Jor-dana recoge en su diario que el general Asensio presentó un documento, firmado por todos los tenientes generales, dirigido a Franco, donde se solicitaba que diera paso a la Monarquía65. Una cuestión delicada, sin duda, sobre la que Franco no estaba dispuesto a ceder en su posición; oportunidad que lamenta Jordana, que siempre mantuvo la esperanza de alcanzar una posible solución monárquica66. La complejidad de la gobernabilidad, derivada de las diferentes in-terpretaciones ideológicas, conducía frecuentemente a Gómez-Jordana a la desesperación. Las circunstancias internas no favorecían el desarrollo de las tareas ministeriales, y, por tanto, era muy difícil mantener una línea de traba-jo ya que continuamente torpedeaban su gestión. Jordana sostuvo una lucha titánica con el Partido y con un sector del Ejército, además de todos aquellos que odiaban a los aliados; odio que él también consideraba justificado. En este sentido, carga con inquina contra José Luis de Arrese y toda la camarilla que le rodeaba, solicitando por este motivo a Franco que apartase del Gobierno, no solo al ministro secretario del Partido, sino también al mi-nistro de Industria, Juan Antonio Suances sobre el que señala que «merece Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 77-86. ISSN: 0482-5748 un capítulo aparte»67. Un ejemplo de la mala sintonía que había entre Gómez-Jordana y el Partido lo apreciamos a partir del comentario que le merece el comporta-miento de los falangistas con motivo de la efeméride del «Día de la Victo-ria » celebrado el 1 de abril de 1944: «...parece que en el desfile los nenes falangistas cantaron “Gi-braltar español”; estos unidos a los miembros de la División Azul proclamaron consignas antibritánicas; sin duda un comportamiento digno de sandez»68. De sus palabras se desprende el enconamiento entre él y Falange. Franco se movió en el terreno de la ambigüedad causando no pocos contra-tiempos a las líneas generales de la política exterior. Por su parte, Arrese se 64  Carta de Gil Robles al ministro de la Guerra, general Asensio, de 28 de septiembre de 1943. Fundación Nacional Francisco Franco, documento nº 27238. 65  GÓMEZ-JORDANA SOUSA, Francisco: op. cit., p. 21. 66  Ibídem: p. 210. 67  Ibídem: pp. 227-231. 68  Ibídem: p. 267.


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above