Page 79

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

78 RAMÓN DÍEZ RIOJA antojaba una pieza clave para el jefe del Estado pues él fue quien contribuyó a subordinar a Falange, completando de modo simbólico dicho proceso a través de un número especial del diario Arriba donde se resaltaba la unidad sin fisuras y excelente camaradería entre el Ejército y la Falange. Firmaba Arrese este artículo titulado «Ejército y Falange»69. La camaradería a la que alude el falangista bilbaíno, desde luego no existió entre el conde de Jordana y Falange. De hecho, Arrese era plenamen-te consciente de que una gran parte del Ejército estaba anclada en posiciones conservadores incompatibles con el ideario del Partido, entendiendo este como la «única fórmula para el remedio de España, pues lo mejor de ella ha dado su vida por la revolución, y la revolución ha de hacerse»70. En el siguiente párrafo, advertimos la contradicción en la que incurre Arrese, respecto a la camaradería expresada, pues en él se refiere a quienes se muestran tibios a la hora de aceptar planteamientos novedosos, como, por ejemplo, Gómez-Jordana: Bien sabemos que no se les puede pedir nuestra decisión revolu-cionaria de saltar desde la orilla liberal en que han nacido a la orilla clara del nacional-sindicalismo. Si sus músculos ya no están para se-guirnos, que se queden en sus posiciones cómodas y amables, pero que no se agarren a nuestros pies para que también nosotros desis-tamos; que nos dejen ganar la orilla opuesta o, por lo menos, que tengan el pudor de no seguir escudando su desgana en escrúpulos necios71. El temperamento, típicamente militar, del general Jordana dio que hablar a algunos en los primeros días de su segunda etapa ministerial, sobre todo a los próximos a Falange que no consideraban sus cualidades persona-les de circunspección y calma, acordes a los planteamientos revolucionarios del Partido. Él era una persona que sabía escuchar sin fatiga; constantemen-te al acecho de la idea feliz que se le expresase, madurando pausadamente sus decisiones. Pretendió hacer una política de prestigio que levantara el nombre de España en la consideración mundial. La equivocación de sus críticos consistía en contraponer esa política de prestigio y preparación para defenderse de posibles agresiones, a una política de negociación y esfuerzos 69  Arriba, 07/12/1941. 70  DE DIEGO, Álvaro: José Luis Arrese o la Falange de Franco. Op. cit., p. 137. 71  Ibídem: p. 138. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 78-86. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above