Page 90

REVISTA HISTORIA MILITAR 112

INFRAESTRUCTURA CASTRENSE DE SALAMANCA EN EL SIGLO XIX 89 1. TRÁNSITO DE TROPAS EN UNA CIUDAD SIN CUARTELES. DE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA A LA PRIMERA GUERRA CARLISTA La importancia que tuvo el establecimiento de cuarteles permanentes en Salamanca a lo largo del siglo xix hay que situarla en el contexto de las carencias que, como ciudad de servicios y eminentemente eclesiástica, había tenido en infraestructuras castrenses a lo largo de la Edad Moderna. Durante el siglo xviii las tropas en tránsito por la ciudad habían sido alojadas en casas de vecindad y mesones, pero los conflictos militares que comenzaron en 1801, y el consiguiente aumento del número de soldados, desbordaron la capacidad y exigieron también la ocupación de algunos edificios de conventos y colegios, dinámica que se generalizó al declararse la Guerra de la Inde-pendencia (1808-1813) con una presencia de tropas ya masiva. Salamanca se convirtió en ciudad de paso continuo de tropas hacia Ciudad Rodrigo y la frontera portuguesa, y no hubo edificio, salvo las Escuelas Mayores, que no fuera utilizado, bien como cuartel, hospital, cárcel o almacén2. A partir de 1814, terminado el conflicto armado, las tensiones entre españoles de tendencia conservadora y liberal generaron un clima de inesta-bilidad que no libró a la ciudad de las ocupaciones. Pasaron por Salamanca la guardia de prevención del Regimiento de Caballería, el Regimiento de Infantería de Málaga, el Regimiento de Dragones de la Reina, el Regimiento de Navarra y el Regimiento de Suizos del Káiser. En determinadas épocas llegaron a juntarse hasta 5.000 hombres, pero ahora con el agravante de que la mayoría de las construcciones monumentales que se habían utiliza-do antes para alojarlos estaban destruidas o maltratadas por los desastrosos efectos de la Guerra de la Independencia en la ciudad. Como medida de urgencia volvieron a ser requeridas para alojamiento de soldados las viviendas particulares. Los vecinos conocían la asignación de alojamientos a través de un método que seguramente se remonta, cuando menos, al siglo xviii. Los celadores de las parroquias se encargaban de colocar a las puertas de los templos las listas con los nombres de los afectados y los in-dividuos que debían acoger. Entre 1814 y 1820 la vecindad y el propio Ayun-tamiento llegaron a la extenuación por las cargas de alojamientos, que exigían un consumo extra de combustibles para la producción de luz y calor en el interior de las casas. Estos gastos corrían a cuenta del afectado que mantenía al soldado. Buen reflejo de la intensa actividad que esta situación provocó en 2  Un estudio sobre estos aspectos en RUPÉREZ ALMAJANO, María Nieves: «La Guerra de la Independencia y su incidencia en el patrimonio arquitectónico y urbanístico salmantino», en Revista de estudios Salmantinos, n.º 40. Diputación de Salamanca. Salamanca 1997. Revista de Historia Militar, 120 (2016), pp. 89-126. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 112
To see the actual publication please follow the link above