Page 120

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LA «POÉTICA MILITAR» DE CERVANTES 119 discreto en esto de las letras que como Figueroa, Aldana o Garcilaso, no buscan la gloria de sus versos. Véase como Cervantes, por ejemplo, se mofa de la pedantería y modo de hacer libros llenos de sentencias y dichos en el prólogo del Quijote. La afición por los latinajos manidos le hace incluso esconder su propio conocimiento, cuando, por ejemplo atribuye a «Horacio o a quien lo dijo» la sentencia en latín: «La libertad no debe cambiarse por todo el oro del mundo», que es realmente de Esopo. Cervantes retomará esta idea sobre la libertad en varios pasajes posteriores de la obra, no ya como cita, sino como afirmación que hace propia (Quijote I-Prólogo). Pero es asimismo, la descripción que este otro letrado y soldado italiano realiza del perfecto cortesano, quien debe ser humilde y en su estilo no debe mostrarse pretencioso: «Esto en especial se ha de hacer entre hombres de guerra, por no ser como aquellos que entre letrados quieren parecer guerreros, y entre guerreros letrados. En esta manera, por lo que ya hemos dicho, podrá el cortesano huir del vicio de la afectación y hacer que las cosas mediana-mente buenas parezcan perfectas»19. En oposición a la idea de superioridad de las armas que los persona-jes de Castiglione atribuyen a los franceses, se argumenta que las armas se ennoblecen con la doctrina y ejercicio de las letras. Así, Castiglione pone en boca de Pietro Bembo que el ejercicio de las letras responde al alma, como el de las armas responde al cuerpo, a lo que el conde aún insistirá en la su-perioridad de las armas y, tratando de rematar la disputa, le dice que si no le cree, que venga un letrado a defender su ejercicio con su palabra y haga lo mismo un hombre de guerra trayendo para ello sus armas, y se verá entonces quién de los dos puede más. Pero el ideal de Castiglione de sumar armas y letras queda expuesto en la respuesta de Bembo: «Lo que Alejandro Magno envidiaba de Aquiles no eran sus hechos, sino la buena fortuna de haber tenido a tan gran autor como Homero para que escribiese sobre ellos y los elevase al cielo. Alejandro preciaba más el saber de Homero que el pelear de Aquiles»20. Los franceses andan muy engañados creyendo que las letras entorpecen las armas, cuando tras la guerra ha de haber conocimiento para que a esta no se llegue por vanagloria, por intereses bajos, provecho propio o dinero. Contrariando ideas posmodernas que creen ver en la participación cervantina en la batalla y su vida militar intereses de medro personal, Casti-glione resumía el parecer de muchos hombres de la época: 19  Castiglione: op.cit., pág. 74. 20  Op. cit., pág. 75. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 119-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above