Page 121

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

120 Mª ÁNGELES VARELA OLEA «Pero escusado es deciros todo esto a vosotros que bien conocéis cuán gran engaño reciban los franceses pensando que las letras embara-cen las armas, y no dejáis de entender que en las cosas graves y peligro-sas de la guerra la verdadera espuela es la gloria, y quien se mueve por intereses de dinero o de otro provecho alguno a pelear, demás que nunca hace cosa buena, no merece ser llamado caballero, sino muy ruin mer-cader. Tras esto, que la verdadera gloria sea aquella que se encomienda a la memoria de las letras, todos lo saben, sino aquellos cuitados que las ignoran»21. Lo que da el impulso final del soldado para arriesgar su vida en la batalla no es el dinero o provecho propio, sino la gloria, aquella memoria de los hechos que necesita de las letras para ser alcanzada y preservada. La idea cervantina responde al mismo ideal de aunar el conocimiento y ejercicio de las letras con el de las armas, es más, su ideal mismo de cómo ha de ser el hombre de armas es el del soldado letrado: solo así podrá entender que su oficio es el de mantener la paz y contribuir al engrandecimiento de su patria. Así lo expresa el Cervantes anciano de Los trabajos de Persiles y Sigismun-da (1617), un buen soldado ha de servir: «Con la fuerza de sus brazos y con la agudeza de sus ingenios; por-que no hay mejores soldados que los que se trasplantan de la tierra de los estudios en los campos de la guerra: ninguno salió de estudiante para soldado, que no lo fuese por extremo, porque, cuando se avienen y se juntan las fuerzas con el ingenio y el ingenio con las fuerzas, hacen un compuesto milagroso, con quien Marte se alegra, la paz se sustenta y la república se engrandece»22. (Persiles, III, X). Este vívido debate entre los defensores de las armas y los de las letras estaba presente en el famoso discurso del capítulo XXXVIII de la primera parte de Don Quijote. El personaje literario se inclina por describir el mayor valor, generosidad y sacrificios de quienes se dedican a las armas, en com-paración con quienes se dedican al estudio, y desde luego, su razonamiento se basa en el conocimiento directo del autor, pues claramente Cervantes está refiriéndose a su experiencia personal: 21  Op. cit., pág. 71. 22  Cervantes Saavedra, Miguel de: Los trabajos de Persiles y Sigismunda, Obra Completa, II. Ed. Florencio Sevilla y Antonio Rey Hazas, Centro de Estudios Cervantinos, Alcalá de Henares, 1994, pág. 1.265. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 120-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above