Page 124

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LA «POÉTICA MILITAR» DE CERVANTES 123 periencia de generaciones anteriores ya los avisaban de las penalidades de la vida en campaña, que ellos mismos versificaban. El idealismo en ellos es una actitud consciente e inteligente que no deforma la realidad para hermo-searla, sino que, reconociendo los horrores que conlleva, procura su acepta-ción como medio hacia un fin superior. Así, también Cervantes subraya el escaso reconocimiento que el mundo da a quienes tanto pasan. Los riesgos de los hombres de armas son incomparables a los sacrificios del hombre de letras: «Pe ro, decidme, señores, si habéis mirado en ello: ¿Cuán menos son los premiados por la guerra que los que han perecido en ella? Sin duda, habéis de responder que no tienen comparación, ni se pueden reducir a cuenta los muertos, y que se podrán contar los premiados vivos con tres letras de guarismo. Todo esto es al revés en los letrados; porque, de fal-das, que no quiero decir de mangas, todos tienen en qué entretenerse. Así que, aunque es mayor el trabajo del soldado, es mucho menor el premio … Y es razón averiguada que aquello que más cuesta se estima y debe de estimar en más. Alcanzar alguno a ser eminente en letras le cuesta tiempo, vigilias, hambre, desnudez, váguidos de cabeza, indigestiones de estómago, y otras cosas a estas adherentes, que, en parte, ya las tengo referidas; mas llegar uno por sus términos a ser buen soldado le cuesta todo lo que a el estudiante, en tanto mayor grado que no tiene compa-ración, porque a cada paso está a pique de perder la vida». (Quijote I, XXXVIII). Tras mencionar más o menos irónicamente diversos males del oficio militar, queda claro que en el recuerdo cervantino de la batalla, lo más difícil de superar es el miedo con que se espera el combate y el valor que en él ha de mostrarse. Desde luego, no es comparable el temor de quien se dedica al estudio, con quien es soldado y quien, siendo centinela, siente que el enemi-go viene hacia él, «y no puede apartarse de allí por ningún caso, ni huir el peligro que de tan cerca le amenaza». Cervantes describe el terror de sentir cerca al enemigo sin poder defenderse, teniendo que limitarse a avisar al capitán para que intente evitar el ataque con una contramina, mientras per-manece «quedo, temiendo y esperando cuándo improvisamente ha de subir a las nubes sin alas y bajar al profundo sin su voluntad». Para el hombre de acción Cervantes, lo peor es permanecer quieto, a la espera de algo tan decisivo como subir a las nubes sin alas, es decir, morir e ir al Cielo, o sin poder evitarlo y en un instante, jugarse la condena del alma al Infierno. Así también se entiende el comportamiento de Cervantes en la batalla de Lepan- Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 123-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above