Page 128

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LA «POÉTICA MILITAR» DE CERVANTES 127 él publicó el autor sus primeras líneas, no parece que la relación se pro-longase25. Además de ser el autor del Elogio de la estulticia, obra en que ensalza la miel de la locura con que se endulzan las injusticias, Erasmo es el autor del Enchiridion militis christiani, también conocido como Manual del soldado cristiano. Américo Castro dedica un capítulo a in-tentar demostrar el erasmismo de Cervantes basándose en que se cita la Luz del alma en la segunda parte del Quijote, obra que atribuye a fray Felipe de Meneses y que a su juicio es fiel trasunto del Enchiridion26. El Enchiridion es un «arma manual de defensa», un manual de doctrina que desde la religiosidad interior, propone estrategias de lucha del cristianis-mo frente a la ofensiva de sus enemigos. La obra sigue alegóricamente la idea de Cristo como maestro y capitán, y subraya la importancia de la lectura de la Escritura Sagrada y de la oración personal. Erasmo invita a vivir el cristianismo en su verdadera esencia, rechazando el cristianis-mo exterior de prácticas añadidas para abrazar la verdadera sabiduría. De ahí las críticas a las conductas desviadas o corrompidas de algunos cristianos que en el fondo se alejan de Cristo. A la luz de Cristo, todas las cosas se truecan, por lo que Él es el prisma a través de quien ver el mundo. El «soldado de Cristo» debe escoger la sabiduría del Evangelio y rechazar la mundana. Aunque muchas de estas advertencias y consejos eran plenamente ortodoxos y tampoco era Erasmo precisamente el único en hacerlos, cierto es que coinciden en parte con la piedad que reconocemos en don Quijote, caballero andante, hombre de armas para servir a Dios y a su Rey, como él mismo afirma, es decir, «soldado de Cristo». Ideas como esta de Erasmo, es-taban en el ambiente de renovación de la piedad en la educación de nuestro soldado escritor, Cervantes: «No pienses tú luego que está la caridad en venir muy continuo a la iglesia, en hincar las rodillas delante de las imágenes de los santos, en encender ante ellos muchas candelas, ni trasdoblar las oraciones muy 25 A este respecto y con carácter divulgativo, puede verse Alvar Ezquerra, Alfredo: Un maestro en tiempos de Felipe II: Juan López de Hoyos y la enseñanza humanista en el siglo XVI, La Esfera de los Libros, Madrid, 2014. 26  Castro, Américo: Hacia Cervantes. Taurus, Madrid, 1960, págs. 193-230. Sin embargo, dicho libro de devoción era plenamente ortodoxo y había sido publicado en numerosas ocasiones durante el siglo XVI sin despertar sospechas de erasmismo entonces ni ahora. Por otro lado, es difícil asegurar que se trate de una obra en concreto –del libro de Meneses–, puesto que era un título bastante común dentro de la literatura religiosa. De manera convincente niega ese erasmismo López Calle, José Antonio, «El erasmismo reforzado en Erasmo en tiempos de Cervantes», en El Catoblepas, núm. 115, sept. 2011, pág. 6. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 127-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above