Page 129

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

128 Mª ÁNGELES VARELA OLEA bien contadas. No digo que es malo esto; mas digo que no tiene Dios tanta necesidad de estas cosas. ¿Sabes a que llama Pablo caridad? edi-ficar al prójimo con buena vida y ejemplo, con obras de caridad y con palabras de santa doctrina, tener a todos por miembros de un mismo cuerpo, pensar que todos somos una misma cosa en Jesucristo, gozar-te en el Señor por los bienes y provechos de tu prójimo como por los tuyos mismos, remediar los males y daños ajenos como los tuyos pro-pios, corregir con mansedumbre al que yerra, enseñar al que no sabe, levantar y aliviar al que esta abatido, consolar al desfavorecido, ayudar al que trabaja, socorrer al necesitado. En conclusión: todo tu poder y hacienda, todo tu estudio y diligencia, todos tus cuidados y ejercicios emplearlos en aprovechar a muchos por Jesucristo así como Él lo hizo, que ni nació ni vivió, ni murió para si; mas todo se dio enteramente por nuestro provecho así también nosotros sirvamos y ayudemos al de nuestro prójimo y no al nuestro»27. Como es lógico en los escritos de los humanistas, de la Contrarrefor-ma, y en concordancia con el pensamiento cervantino ya expuesto, Erasmo valora la razón y, por ello, desprecia aquellos actos de los hombres que con-sidera fruto de sus pasiones: «La razón es la que hace al hombre, y la razón no cabe donde todo se ejecuta al dictado de las pasiones». Por ello, en varios de sus escritos defenderá que a la fe se llega por la razón, contrariando los presupuestos luteranos, y que el hombre sin formación humanística es solo un poco más que un animal: «Es la más indiscutible de las verdades que el hombre no instruido en filosofía ni en ninguna otra disciplina es un animal un poco peor que los brutos. Es cosa averiguada que las bestias obedecen los impulsos de su naturaleza, y el hombre, si no está cimentado en las letras y en los preceptos de la filosofía moral, se siente arrastrado a pasiones más que bestiales. No existe animal más fiero ni fiera más dañina que el hombre a quien señorean la ambición, la codicia, la ira, el lujo y la sensualidad»28. Pero, volviendo al famoso Enchiridion, en él Erasmo escribió un atractivo manual en que habla «de las armas necesarias para la caballería y guerra cristiana», subrayando el papel de la disciplina militar en esta guerra 27  Rotterdam, Erasmo de: Enchiridion. Manual del caballero cristiano. Edición de Pedro R. Santidrián, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 1995. 28  Rotterdam, Erasmo de: La temprana educación liberal de los niños, en Joaquín Barceló: «Selección de escritos de Erasmo de Rotterdam», en Estudios Públicos, núm. 61, Chile, 1996. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 128-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above