Page 130

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LA «POÉTICA MILITAR» DE CERVANTES 129 espiritual. La alegoría desarrolla la necesidad de una estrategia y de una planificación sobre el género de armas que son más convenientes para poder tenerlas siempre a mano. Así, el engañoso espía –el demonio– no halla-rá desarmados ni encontrará desapercibidos a los caballeros cristianos. El soldado de Cristo deberá estar siempre prevenido, pues esta es una guerra sin descanso en que nunca hemos de abandonar las armas: la oración y la ciencia de la ley, es decir, su entendimiento profundo, y la palabra de Dios. Ahora bien, uno de los temas predilectos del humanista de los Países Bajos es el elogio de la paz y el rechazo de la guerra con argumentos que Cervantes no aceptaría. Erasmo de Rotterdam no tenía la misma historia ni experiencia que los españoles habían tenido de la no tan lejana Reconquista. Él no ha vivido la permanente amenaza musulmana que en la Península ha requerido siempre un esfuerzo añadido para salvaguardar sus costas. En este sentido, la crítica señala el inteligente análisis político de la situación que ha-bía sido claramente expuesto por Francisco de Aldana en sus Octavas a Felipe II, donde advertía al Monarca de los peligros que suponían los últimos suce-sos de Marruecos, recién alzada como puente del Imperio otomano. El bando africano crece, en tanto que el español decrece ante la amenaza de una alianza entre turcos y franceses, la cual supondría nuestra devastación. El poeta ad-vierte al Monarca que podría suceder un nuevo levantamiento de los moriscos dentro de España, dejando a los franceses pasar por los Pirineos: «Entonces la morisma que está dentro de nuestra España temo que a la clara ha de salir con belicoso encuentro, haciendo junta y pública algazara, y al mismo punto el aquitáneo centro volver, de Francia, la enemiga cara, bajando el Pirineo, aunque no sea a más que divertir nuestra pelea». (361-368). Así, de no haber reacción española, Flandes y Francia se aliarían para entrar en España y junto al «pirata inglés» y se repartirían las Indias. Por eso, Francisco de Aldana aconseja a Felipe II que refuerce la protección de Malta y Corfú, que apoye a los católicos rebeldes de la anglicana Inglaterra y que ataque al Gran Turco en Marruecos. Y en ese sentido, le aconseja que se una al único aliado que le parece de confianza: don Sebastián de Portu-gal, «que excede al hombre como el tronco al hombre»29. En Alcazarquivir 29  Sobre esta epístola bastante olvidada y la postura de Aldana, recién llegado y agotado de lo vivido en Flandes que, sin embargo, está dispuesto a reemprender la batalla, ha habido, Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 129-140. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above