Page 153

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

152 SANTIAGO LÓPEZ MOREDA –Si eso es así –replicó don Lorenzo–, yo digo que se aventaja esa ciencia a todas. –¿Cómo si es así? –respondió don Quijote. –No le sacarán del borrador de su locura cuantos médicos y buenos escribanos tiene el mundo: él es un entreverado loco, lleno de lúcidos intervalos». Sobra decir que resuenan los ecos de Erasmo en su Elogio de la lo-cura, así como los preceptos de Horacio al final de su Ars poética sobre el peligro de la adulación y la necesidad de acudir a críticos de fiar: «solo me contento con advertirle a vuestra merced que siendo poeta podrá ser famoso si se guía más por el parecer ajeno que por el propio, porque no hay padre ni madre a quien sus hijos le parezcan feos». La poesía en La Gitanilla En La Gitanilla, encarnada en Preciosa, nuevamente encontramos el ideal cervantino de la poesía, y probablemente también una de las más her-mosas definiciones de la misma en toda la literatura española: «–Pues la verdad que quiero que me diga –dijo Preciosa– es si por ventura es poeta. –A serlo –replicó el paje–, forzosamente había de ser por ventura. Pero has de saber, Preciosa, que ese nombre de poeta muy po-cos le merecen, y así, yo no lo soy, sino un aficionado a la poesía; y para lo que he menester, no voy a pedir ni a buscar versos ajenos: los que te di son míos, y estos que te doy ahora también; mas no por esto soy poeta, ni Dios lo quiera. –¿Tan malo es ser poeta? –replicó Preciosa. –No es malo – dijo el paje–; pero el ser poeta a solas no lo tengo por bueno. Hace de usar de la poesía como de una joya preciosísima, cuyo dueño no la trae cada día, ni la muestra a todas gentes, ni a cada paso, sino cuando convenga y sea razón que la muestre. La poesía es una bellísima doncella, casta, ho-nesta, discreta, aguda, retirada, y que se contiene en los límites de la discre-ción más alta. Es amiga de la soledad; las fuentes la entretienen; los prados la consuelan; los árboles la desenojan; las flores la alegran; y, finalmente, deleita y enseña a cuantos con ella comunican. –Con todo eso –respondió Preciosa–, he oído decir que es pobrísima, y que tiene algo de mendiga. –Antes es al revés –dijo el paje–, porque no hay poeta que no sea rico, pues todos viven contentos con su estado, filosofía que la alcanzan po-cos ». Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 152-172. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above