Page 168

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LA POÉTICA DE CERVANTES 167 que se acompaña con el uso. Yo, señores, por mis pecados, he estudiado cánones en Salamanca, y pícome algún tanto de decir mi razón con pa-labras claras, llanas y significantes». (Quijote, II-XIX). «Toledano», «discreción», y «gramática», son términos que sitúan perfectamente el pasaje en la clave que estamos señalando, a lo que acom-paña el «uso»; es decir, la unión de naturaleza, conocimiento y práctica para conformar un ideal de perfección. Y si con las armas reivindicó la importancia de ser soldado al servicio de la patria, con la pluma reivindicó la lengua materna frente al latín todavía vigente entre eruditos y en documentos oficiales. Es verdad que, desde Nebrija, el español ya no necesitaba carta de presentación. Su Gramática de la lengua española abrió el paso a otras gra-máticas en lengua vernácula en Italia, Francia y Portugal. Pero, hasta en este punto, Cervantes se sirvió una vez más de la razón que en su día impuso el mundo clásico, por paradójico que pudiera parecer: «Todos los poetas antiguos escribieron en la lengua que mamaron en la leche, y no fueron a buscar las extranjeras para declarar la alteza de sus conceptos ... y que no se desestime el poeta alemán porque escribe en su lengua, ni al castellano, ni aun al vizcaíno que escribe en la suya. (Quijote, II, XVI). Y así, la gente curiosa se ha acogido al latín, y al regoldar dice erup-tar, y a los regüeldos, eruptaciones; y cuando algunos no entienden estos términos, importa poco; que el uso los irá introduciendo con el tiem-po, que con facilidad se entiendan; y esto es enriquecer la lengua, sobre quien tiene poder el vulgo y el uso». (Quijote, II, XLIII). A este propósito cabe destacar la genialidad cervantina expresando el sentimiento del pueblo mediante refranes al margen de la moda italianizante y siguiendo una corriente tan hispana como era la poesía popular. Con Cer-vantes coinciden Juan de la Cueva en cuyo Ejemplar poético reivindica la pureza de la lengua y la distinción entre género alto y bajo, así como el gusto del pueblo en su «Epístola III»; Juan de Mal-Lara, que en la dedicatoria de su Filosofía vulgar defiende igualmente el saber del pueblo: « Tu majestad leerá, si quiere cuánto saber tuvieron los iberos en la filosofía que no muere; en refranes del vulgo verdaderos, Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 167-172. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above