Page 185

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

184 JUAN LUIS SÁNCHEZ MARTÍN llamaba el «bosque de la sinafoja» (sin hojas, aunque un pino las tiene trans-formadas). En el siglo XVI tenía el marqués un secretario con una bella y muy legible caligrafía, pero en ella, sinafoja, parecía leerse como sinagoga, dado que la efe en cursiva posee un palo inferior como la ge, cuya amplitud el escribano exageraba mucho, así como la paza superior de la letra, dando lugar a que en Berlanga se popularizara el nombre ficticio, instalándose la creencia, a partir del siglo XIX, de que ello se debía a la existencia de un antiguo templo judío cuyas ruinas creyeron identificarse con las de una casa de placer que el marqués tuvo en el interior de dicho bosque. Similarmente, H.m de gis (Hieronymo de Gis) no es sino el producto de una deficiente lectura de F.co ren gifo, que es como presumo que debería aparecer transcrito en el documento, otra cosa es que se leyera tan claramen-te como aquí se ha consignado. El capitán abulense Francisco Rengifo, a quien, una vez reformado el Tercio, en marzo de 1573, cuando se hallaba en la provincia de Puglia (Nápoles), y habiendo regresado a España, se le expi-dió una conducta para levar otra compañía en las villas de Olmedo, Arévalo y Madrigal de las Altas Torres. En el transcurso de dicha leva, en el lugar de Val de Astillas (hoy Valdestillas, a 35 Km. de Olmedo), murió un vecino «sin herida alguna», aunque sus parientes la achacaron al «maltratamiento que le hicieron el sargento y soldados» de su compañía. Se opuso Rengifo a que el sargento ingresara en la cárcel pública de Valladolid a raíz de la información practicada por el teniente de corregidor de la villa, y escribió al Rey suplicándole «que pues el dicho sargento no tiene culpa y si se diese lugar a ello se desharía la dicha compañía», le permitiera continuar en ella. Dispuso el Rey, oído el Consejo de Guerra, que el sargento quedara en la compañía, bajo recaudo de su capitán, con obligación de entregarle «cada y cuando se le mandara»22. Su compañía fue incorporada en el Tercio de Lope de Figueroa, donde consta como capitán de una de las 26 que pasaron revista en la Torre del Griego el 9 de agosto de 157723. Este último dato nos revela que no puede tratarse del mismo Rengifo que servía en 1576 en Flandes, como capitán del Tercio de Hernando de Toledo, cuando Mondra-gón pedía al Consejo de Estado de los Países Bajos que le escribieran para agradecele un brillante servicio prestado en abril de aquel año cerca de Re- 22  Archivo del Instituto de Historia y Cultura Militar (Madrid), DHD, Vol. III, fols. 321 v.-322 r., fechado el 1 de junio de 1573. 23  BNM, mss. 7.773. «Legajo de papeles donde hay provisiones de guerra, patentes de capitanes y otros oficiales, gente de guerra, y gobiernos de compañías en tiempo del señor don Juan de Austria y del señor duque de Sessa don Gonzalo, cuando el levantamiento de los moriscos del Reino de Granada», fol. 107. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 184-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above