Page 188

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LOS CAPITANES DEL SOLDADO MIGUEL DE CERVANTES 187 de recibir instrucciones sobre cómo proceder. En el curso de la misma leva, ahora en Azofrín, cerca de Orgaz, tuvo lugar otro incidente cuya índole no se menciona en el documento consultado, aunque refiere que fue protago-nizado por las compañías de Diego de Urbina y de Melchor de Alberuela, que marchaban en dirección a Consuegra, donde el 13 de junio fue muerto por unos vecinos el dicho capitán Alberuela30. Por la documentación a que dio lugar la muerte de Alberuela, que había levado su compañía en la «villa de Alcalá de Henares y ciudad de Guadalajara», y cuyo mando se conce-dió después a su alférez Jaime de Bolea, sabemos que ambas compañías se dirigían a embarcarse en el puerto de Cartagena. Afirmó Fernández de Navarrete que «aún permanecían sirviendo en Italia en el año 1576, así don Diego de Urbina como don Manuel Ponce de León en el Tercio de Figueroa, según consta de algunas instrucciones que le dio el marqués de Santa Cruz el 30 de abril y 14 de mayo del mismo año, y se hallan en el archivo de su casa»31. Como veremos en su momento, Manuel Ponce de León servía, al menos desde enero de 1574, en el Tercio de Sicilia, aunque ello no tiene porqué cuestionar la información sobre Urbina, deslucida al no aportar su localización precisa. En todo caso, en la revista pasada a dicho Tercio de Figueroa en la Torre del Griego el 9 de agosto de 1577 ya no constaba entre sus capitanes. ¿Y después? Después, como si se lo hubiera tragado el mar, ya que es imposible que lo hiciera la tierra. Ninguna noticia que pueda acotar un campo total-mente abierto al dominio de la especulación. Lo mismo que antes. Es muy probable que hubiera sido alférez con anterioridad a 1571, ya que eran estos, aunque solamente los distinguidos, los que generalmente recibían la merced de una conducta para levar compañías nuevas. Sin embargo es muy impro-bable que lo hubiera sido en Flandes, donde el único Tercio reformado fue el de Cerdeña, y solo mediando reforma –o licencia, pero ya hemos comen-tado que el duque no era generoso concediéndolas– hubiera salido de allí. Además, dicho Tercio había perdido nada menos que a 7 de sus alféreces en el combate de Heiligerlee, con lo cual tal probabilidad se estrecha a 3 sobre 10. Debió de haberlo sido en uno de los 10 Tercios que tomaron parte en la sumisión de la Alpujarra, de los que se reformaron nueve. En fin, la oscuridad que proyecta su carrera antes de 1571 y después de 1576 es total y absoluta. Por lo tanto, cabe preguntarse: ¿Por qué predicó Cervantes sobre él una fama inexistente? 30  Archivo del Instituto de Historia y Cultura Militar (Madrid), DHD, Vol. III, fol. 337. (Copia) de la Real Cédula de Felipe II a Jerónimo Manrique, comisario de Infantería. San Lorenzo el Real, 18 de junio de 1573. 31  Fernández de Navarrete, Martín: op. cit., pág. 571, nota 202. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 187-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above