Page 220

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

LOS CAPITANES DEL SOLDADO MIGUEL DE CERVANTES 219 y aragonesa; en concreto, concernía al virrey navarro, como capitán general de Guipuzcoa, lidiar con la pretensión francesa de erigir un fuerte en la isla de los Faisanes, en el fronterizo río Bidasoa. Jesús María Usunáriz afirma, sin revelar su fuente, que: «Don Manuel fue nombrado virrey de Navarra el 24 de agosto de 1609 y permaneció en el car-go hasta julio de 1610»108. En realidad, don Manuel permaneció en Pamplona hasta agosto de 1611, cuando se presentó allí don Alonso Idiáquez de Butrón y Mújica, conde de Biandronno y de Aramayona, duque de Cittareale, designado virrey el 4 de enero de 1610, aunque no juró su cargo hasta el 6 de noviembre de 1611109. Sin embargo, la fecha indicada para el nombramiento de don Ma-nuel es posible, ya que el 28 de dicho mes se hallaba este en la Corte, donde redactó una concienzuda y metódica memoria sobre la manera de integrar a los moriscos en los Reinos de Murcia, Valencia y Aragón, ya que era contrario a su expulsión de España. No es trabajo que pudiera pergeñarse en tres días, ni por su extension, profundidad multidisciplinar –incluyendo fortificación, milicia, ga-leras, economía, filosofía, religión y ética (donde cabe su deslumbrante alegato contra la pretendida castración)– y propuestas razonables de convivencia que no son fruto exclusivo de su excogitación, sino de experiencias puestas en práctica por los turcos con los cristianos de Grecia, como también por las repúblicas de Venecia y Pisa, o las ciudades de Módena y Reggio, con judíos y moriscos. El escrito nos presenta a un hombre de asentadas convicciones y elevada forma-ción humanística y cristiana, que se erige aquí en uno más –aunque hasta ahora no reconocido por tal– de aquellos intelectuales de finales del siglo XVI y, sobre todo, del siglo XVII, preocupados especialmente por la gestión económica del Imperio español, a los que se dio el nombre de arbitristas110. Es de suponer que don Manuel llegara a Pamplona a primeros de septiem-bre de 1609, antes de la muerte del virrey Cardona, acaecida el día 11. Quizá asistiera a sus honras fúnebres, celebradas en la catedral de Pamplona, pero puede asegurarse que se hallara presente en la solemne misa de requiem, cantada el 10 de octubre por el maestro de capilla de la catedral Juan de Aldaba, en el colegio de la Compañía de Jesús. De todas formas, la primera noticia cierta de su presencia en 108  Usunáriz Garayoa, J.M.: «Entre dos expulsiones: musulmanes y moriscos en Navarra (1516- 1610)», en Al-Qanṭara XXXIII, núm. 1 (2012), pág. 70 (nota 116). Sesé Alegre, J.M.; y Mar-tínez Arce, M.D.: op. cit., pág. 553, señalan que su su patente era del año 1609, sin precisar su datación, pero en la nota 14 de la misma página indican que se halla en el Archivo General de Navarra (AGN), Mercedes Reales, libro 20-2, fol. 120v. 109  Vázquez de Prada, V. (dir.): Las Cortes de Navarra desde su incorporación a la Corona de Castilla, Vol. I (1513-1621), pág. 490, nota 1752, citando como fuente: Archivo General de Navarra, Act. Cort., libro 2, fol. 11v. 110  Janer, Florencio: Condición social de los moriscos de España: causas de su expulsión y consecuencias que esta produjo en el orden económico y político. Madrid, Real Academia de la Historia, 1857. El texto íntegro se transcribe entre pp. 285-291. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 219-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above