Page 221

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

220 JUAN LUIS SÁNCHEZ MARTÍN Pamplona data del 15 de octubre de 1610. Se trata de una carta dirigida al Ayunta-miento de Tafalla, al que don Manuel solicita levantar una compañía de Infantería. El redactor de la noticia111 da al remitente el tratamiento de virrey, pero de gober-nador le trató la Junta de la Diputación de Guipúzcoa enviada a cumplimentarle. No conocemos cuando se produjo tal visita, pero sí que el 10 de enero de 1610, en San Sebastián, «el señor corregidor y el señor alcalde Joan López de Reycu era el diputado general de la provincia dieron su descargo de cómo, en conformidad de lo que se les ordenó en la Junta Particular última de Bidania, habían visitado en nombre de esta provincia al señor don Manuel Ponce de León, gobernador del Reino de Navarra, de que había quedado muy agradecido»112. ¿Bajo qué título habría regido don Manuel el Reino navarro? Teniendo en cuenta que, cuando se le nombró, aún vivía el virrey titular, creo más adecua-da la fórmula de gobernador que la de virrey interino, jurídicamente incompa-tible con la existencia de otro virrey titular, pero a esta consideración se oponen tanto la patente exhibida en la relación de servicios de su hijo Lope Ponce, arriba referida, como la lápida sepulcral de su esposa, que le cita como Navarrae pro-regis, amén de gran número de referencias bibliográficas que le reconocen el empleo de virrey interino. Lo más salomónico, pero también lo más probable, es la existencia de dos patentes: una anterior y otra posterior al fallecimeinto de Cardona; la primera con título de gobernador y la segunda de virrey interino. Aunque la cortesía guipuzcoana que se ha referido tenía que ver con su bienvenida, bien pudiera haberse tenido por la despedida, dado que el 4 de enero de 1610 Felipe III había designado nuevo virrey de Navarra al ya mencionado don Alonso Idiáquez, que se hallaba a la sazón en Milán sirviendo el empleo de capitán general de la caballería ligera. Recompensó Felipe III los servicios prestados por don Manuel, que había impedido a los franceses la construcción del fuerte proyectado, con un gobierno en Indias, concretamente el de la provincia de Chucuito, en Perú, cuna de la civiliza-ción aimará y famosa por la hoya del lago Titicaca, pero entonces todavía desplobada de españoles. Su patente lleva la fecha de 27de febrero de 1610 y es curioso que sea la única de las que recibió don Manuel que se haya localizado113, tanto más cuando, pese a lo unánimemente afirmado por los historiadores que han tratado de dicha gobernación –que lo sitúan allí entre 1610 y 1611–114, nunca llegó a servir tal empleo. 111  Cabezudo Astrain, José: «Colección de Cartas Reales en el Archivo Municipal de Tafalla», en Príncipe de Viana, XVI, núm. 59 (Pamplona, 1955), pág. 260 (referencia núm. 31). 112  Díez de Salazar, L.M.; y Ayerbe Iribar, M.R.: Juntas y Diputaciones de Gipuzkoa: documen-tos. San Sebastián, Diputación Foral, 1990. Vol. XVIII (1610-1612), pág. 12. 113  Archivo General de Indias, Indiferente General, 516, libro 2, fol. 69. 114  Schäfer, E.: El Consejo Real y Supremo de las Indias. Su historia, organización y labor administrativa hasta la terminación de la Casa de Austria, 2 Vols. Sevilla, 1935-1947, Vol. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 220-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above