Page 233

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

232 JUAN LUIS SÁNCHEZ MARTÍN car al citado capitán Corcuera, que no podía tratarse de Íñigo Hurtado de Corcuera, capitán del Tercio de Nápoles capturado por los turcos en la isla de Djerba (1561), luego rescatado y vuelto a servicio, pero que había fa-llecido en 1567. Ni mucho menos el capitán Martín de Corcuera, caído el 25 de agosto de 1557 ante los muros de San Quintín; ni el castellano Pedro Díaz de Corcuera, fallecido en 1572. Entre los vivos se hallaban Cristóbal de Corcuera, castellano de Civitella del Tronto (1575-85); Juan de Corcue-ra, que lo sería de Abbiategrasso en 1589; y Alonso de Corcuera –a quien el capitán Alonso Vázquez, profuso memorista, rebautizó como Alonso de Contreras– futuro maestre de campo del Tercio de Ginebra. Pero sin tener claro cual de ellos pudiera ser el capitán involucrado, difícilmente puede discernirse la razón para que pasara a su compañía desde la guarnición del castillo esforcesco, que alguna habría sin que en ella cupiera la voluntad o el deseo del interesado. El segundo caso, el del soldado Luis García, despedido disciplinaria-mente del castillo por vender vino a los soldados, no puede aducirse como prueba de intercambios entre compañías, salvo entre las de dotación de los castillos, que nada tienen que ver con las compañías de los Tercios, únicas a las que yo aludo. Y el tercer caso, el del soldado Andrés de Mesa –que nada tiene que ver con los dos capitanes homónimos citados en el presente trabajo– es idéntico al anterior, pues se trata de destinos en compañías de dotación, en concreto las del castillo de Milán y el de Trezzo. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 232-232. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above