Page 32

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES

SEMBLANZA DE MIGUEL DE CERVANTES, GENIO DE LAS LETRAS… 31 familiar y queda en entredicho. No obstante este contratiempo, la figura del autor del Quijote se engrandece si pensamos que la injusta desgracia en que transcurrió su vida tiene en contrapartida tan extraordinaria obra en la que no podemos dudar juega un importante factor su triste experiencia humana. El Quijote, la obra maestra de la literatura universal La primera parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha consta de cincuenta y dos capítulos que, desde la primera edición del libro, se distribuyen en cuatro apartados denominados partes, probablemente por calco de la división de Amadís de Gaula. Cervantes, cuando aparece esta obra, era un escritor desconocido ya que La Galatea había sido publicada veinte años antes. Es imposible precisar cuándo se comenzó a escribir el relato, pero parece ser que estaba acabado cuando Miguel llegó a Valladolid a fines de 1603. Pudo iniciar su redacción hacia 1591, pues en el «escrutinio de la librería», cap. VI, no se menciona ningún libro con fecha posterior, aprovechando algunos episodios de 1589 como el relato del «Capitán cau-tivo », caps. XXXIX-LXI. Parece que fue escrito con calma y quietud; hasta la serie de confusiones y olvidos que se encuentran a lo largo del texto (el robo del rucio de Sancho, la diversidad de nombres de Teresa Panza...), ha-cen pensar que, cuando compuso determinados capítulos, ni siquiera tenía en sus manos todo el original. Tampoco disponía de los libros que cita pues lo hace de memoria. Por ello se ha señalado que pudo iniciarse, o ser conti-nuado, como entretenimiento durante sus presumibles estancias en la cárcel. La publicación de este libro debió causar extrañeza: se preguntarían por el autor, encontrándose con un soldado veterano y escritor desconocido y viejo, pues contaba entonces cincuenta y siete años, edad muy avanzada para presentarse con una obra de tal envergadura. También se ha dicho que el autor acertó por casualidad, que sin darse cuenta se encontró con un texto diferente a los de entonces. Más aún sorprendería el título: El ingenioso hi-dalgo don Quijote de la Mancha pues el calificativo ingenioso es equívoco; se suele aplicar al protagonista como persona creativa y con imaginación, aunque puede calificar a la obra como texto de invención o de ingenio6. El nombre del hidalgo, don Quijote, es ajeno al santoral, según norma de los libros caballerescos, y pudo formarse bien a partir del apellido del protago- 6  La ambigüedad del adjetivo ingenioso aplicado a don Quijote ha provocado que en algunas traducciones se omita o se sustituya por valeroso, temible, visionario, esforzado, admirable, famoso... aunque, realmente, Cervantes parece aludir con este calificativo a la enajenación del hidalgo manchego. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2016, pp. 31-46. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA CERVANTES
To see the actual publication please follow the link above