Page 106

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

BIOGRAFÍA DE DON JULIO FERNANDO GUILLÉN TATO, CONTRALMIRANTE... fechada el 12 de mayo siguiente la Cruz de 1.ª clase al Mérito Naval con distintivo rojo. Los reyes llegaron a Valencia unos días después del golpe militar de don Miguel Primo de Rivera, pues debían embarcar en el acorazado Jaime I con rumbo a Italia. Al llegar, fueron recibidos con una demostración aeronaval de los distintos medios con que contaba la Armada. SS.MM. embarcaron para dirigirse al acorazado, pero el rey dio orden de hacerlo al Dédalo para saludar a su dotación y en especial a su comandante de vuelo don Pedro María Cardona y Prieto, creador de la Aviación Naval Española, quien a su vez estaba en el aire por no estar prevista la visita. Al serle comunicada amarró inmediatamente, recibiendo a S.M., acompañándole a la Cámara de Oficiales, la cual estaba adornada toda ella por dibujos realizados por Guillén. El rey se fijó en un lugar en el que faltaba uno, preguntando la razón. Efectivamente, don Julio había oído la comunicación enviada a su jefe y al igual que él había llegado antes, guardando un dibujo donde se caricaturizaba a don Alfonso, no teniendo más remedio que sacarlo y enseñárselo, el monarca sonrió y lo dedicó firmándolo sin variar un músculo de su rostro. Pocos meses antes había participado en un concurso, tan dados en la época a nivel mundial, celebrado en el campo de Solbosch muy cerca de Bruselas, en la Copa Gordon-Bennet tripulando el globo libre Hesperio junto a su compañero Manuel de la Sierra Bustamante, siendo la primera vez que participaba la Aeronáutica Naval, arriesgando sus vidas por el fuerte viento levantado en el mismo momento de la suelta y el duro temporal de nieve con viento que se desató, no obstante consiguieron ganar el concurso con su globo en el apartado militar, al lograr recorrer 325 kilómetros, tocando tierra al chocar con un poste con cables eléctricos en la población de Woldendorp en Holanda, resultando ambos heridos. En el transcurso de esta prueba fallecieron cinco aerosteros, contándose entre ellos el capitán Peñaranda, al mando del Polar, cuando una descarga eléctrica le dio de lleno a mil metros de altura, incendiando a su vez el globo, salvándose el teniente Gómez Guillamón al descender algo más lentamente por servir su envuelta como paracaídas, fracturándose solo una pierna. Su jefe, el capitán de corbeta citado, añade en su hoja de servicios al finalizar el año 1923: «A medida que se ha ido soltando este Oficial, se ha puesto de manifiesto su idiosincrasia algo bohemia, poco propenso al orden y al método, siendo de esperar que, con la edad, se corrija de estos defectos, que, si no los vence, anularán las buenas condiciones de inteligencia, entusiasmo y saber que reúne. Ha concurrido a la carrera de la Copa Gordon-Bennet, pilotando el globo de esta Escuela Hesperio, corriendo serios peligros con tranquilidad y valor por dejar bien puesto el pabellón nacional; por ello, está propuesto para una recompensa». La victoria de Guillén y de la Sierra fue un destacado éxito deportivo, que dejó muy alto el pabellón español, siendo recomendados para una recompensa. Por ello a ambos por real orden del 20 de febrero de 1924 se les concedió Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 105


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above