Page 119

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

ANTONIO LUIS JOSÉ MARTÍNEZ GUANTER Por decreto del 13 de julio pasa el Museo Naval a depender directamente del ministro de Marina, confirmándole en su cargo de director. Los achaques le iban mermando capacidad de movimientos que no de actividad intelectual, por ello no pudo moverse durante un tiempo. Sale en vuelo rumbo a Colombia el 4 de agosto de 1969, y regresa a Madrid el 20 siguiente. Continúa con su acostumbrada actividad inaugurando el 22 de octubre un curso con una conferencia en el Ateneo de Madrid. El 24 de noviembre vuelve a subirse a un avión con destino a Puerto Rico, para representar a España en el I Congreso de Lexicografía Hispanoamericana, regresando a España unos días después. En el año 1970 se le notifica el nombramiento con fecha del 2 de enero, como ciudadano de honor de la ciudad de Valdivia, siendo invitado para impartir unas conferencias, pero de nuevo su enfermedad le impidió realizar el viaje. El ministro de Marina, a la sazón almirante don Adolfo Baturone Colombo, recibe una carta, fechada el 22 de mayo, del almirante y jefe de la Armada argentina señor Gnavi para que notifique a don Julio la concesión del título de cadete naval honorario. Por invitación del jefe del Estado Mayor de la Marina de Túnez, se traslada el 7 de junio de 1971, para asesorar en la creación de un Museo Naval en ese país; visitó todas las fortalezas antiguas y en tan solo once días entregó los documentos para organizar debidamente el deseado museo. Quedó asombrado por la cantidad de huesos que se extraían de las excavaciones, sobre ello nos cuenta: «Y me he traído un parietal de los Gelves para enterrarlo en el Viso, simbólicamente, por los muchos miles que quedan allí desde los tiempos de Roger de Lauria, en representación de los españoles víctimas del olvido de la Corte». En el mes de mayo pasó una revisión médica, siendo el diagnóstico el avance progresivo de su enfermedad prostática. Por decreto del 18 de julio de 1972 se le otorgó la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil y el 29 de septiembre el nombramiento por parte del Ayuntamiento de Valencia de presidente honorario del Museo Marítimo de la ciudad. El cual nunca ha funcionado como tal ni por asomo, siendo la gran asignatura pendiente de esta capital que hoy más que nunca vive de cara al mar. A pesar de la gravedad de la enfermedad, no pudo por menos que participar muy activamente para preparar el evento conmemorativo del ducentésimo aniversario del fallecimiento de su ídolo don Jorge Juan y Santacilia. El 7 de noviembre es operado en la Policlínica Naval Nuestra Señora del Carmen de Madrid, por el cirujano don Pedro B. Escudero, quien da un parte que dice: «… se le practicó una prostatectomía retropúbica de buena evolución inmediata, pero, como consecuencia de un chock endotóxico por Gram negativos, falleció el 27 de noviembre de 1972». 118 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 136


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above