Page 40

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

MARINA MERCANTE: LUCES Y SOMBRAS (1914-1918) los intelectuales, las clases medias ilustradas, de las finanzas y de la industria, una pequeña parte del Ejército y los sindicalistas de extrema izquierda. La marina mercante y la primera guerra mundial La marina mercante en 1914 En el verano de 1914 el tonelaje total mundial de buques de vapor se elevaba a 77 millones de toneladas de desplazamiento bruto. Los Imperios Centrales estaban en desventaja, pues solamente disponían del 15 por 100. El tonelaje de los mercantes aliados representaba el 59 por 100 del total, siendo el aportado por el Reino Unido un 48 por 100. Los países neutrales, por su parte, aportaban el 27 por 100 restante. ¿Cuál era el papel de España? Según la Lista Oficial de Buques publicada por el Ministerio de Marina, España contabilizaba, el 1 de enero de 1914, 628 vapores, con 844.327 toneladas, y 236 veleros con 32.070 toneladas, lo que hacía un total de 877.297 toneladas. La flota española, atendiendo a este último dato, era la sexta del mundo por detrás de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Estados Unidos y Noruega. Pero debemos consignar que el 66 por 100 de las importaciones y el 34 por 100 de las exportaciones se realizaban, en 1913, en buques extranjeros. España, para realizar su comercio exterior, seguía dependiendo de pabellones foráneos. Todos, neutrales y beligerantes, se vieron afectados por el desarrollo del conflicto armado. La primera guerra mundial tuvo unas consecuencias sobre el transporte marítimo más importantes que sobre cualquier otro sector de actividad, al acentuar tanto el carácter cíclico del mismo como la necesidad de capital. Solo las compañías navieras más sólidas financieramente fueron capaces de sobrevivir. La primera consecuencia fue la retirada de las rutas del comercio naval de los barcos bajo pabellón de los Imperios Centrales. «El día 1.° de agosto, Alemania tenía en navegación 635 buques mercantes, de un valor de cinco mil millones en números redondos. En la misma fecha, los austríacos eran 150, valorados en quinientos millones. Estos buques habrán de buscar refugio en los puertos de las naciones neutrales. Los que han sido apresados ya suman unos doscientos (…) deduce de estos datos la ruina de la Marina mercante de Alemania y Austria» (1). En España habían quedado retenidos 53 barcos alemanes, con un total de 165.647 toneladas, y 13 austrohúngaros, totalizando 45.840 toneladas. De la (1)  Vida Marítima, núm. 456, 30 de agosto de 1914, p. 374. Marc Ferro (p. 196) escribe: «En el momento de la declaración de guerra, 734 navíos se refugiaron en aguas neutrales y no le quedaron a Alemania más que 600 navíos aproximadamente, que representaban 2.875.000 toneladas, de las cuales unas 600.000 fueron capturadas y varios millares más hundidas a fin de verano. Al cabo de unas semanas, el comercio de las potencias centrales había desaparecido de los océanos». Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 39


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above