Page 60

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

PRESENCIA VASCA EN LA ARMADA ESPAÑOLA (IV) Los Ibarra Veremos ahora otra familia, los Ibarra. Aunque nos remontaremos hasta su abuelo, vamos a destacar a Carlos de Ibarra y Baresi. Francisco de Ibarra e Ibarra nació en éibar a comienzos del siglo xVI. Combatió con el duque de Alba en la guerra de Lombardía. Fue comisario general de la Infantería y proveedor general de los ejércitos, del Consejo de Guerra. Veedor general de la Armada de la Liga, tomó parte en la batalla de Lepanto con don Juan de Austria. Falleció en Madrid el 14 de septiembre de 1580. Padre de Cristóbal de Ibarra y Vargas y de Diego de Ibarra y Vargas, fue caballero de la Orden de Santiago, veedor general del Reino de Sicilia y, después, de los Estados de Flandes, luchó en la batalla de Lepanto. Mayordomo mayor del archiduque Alberto, superintendente de la Real Hacienda, embajador en Francia y extraordinario en Flandes; del Consejo de Estado y Guerra. Falleció en Madrid, el 11 de mayo de 1626. Hijos suyos fueron Francisco de Ibarra y Baresi y Carlos de Ibarra y Baresi. Se duda si este último nació en éibar o en Militelo (Italia). Almirante del Mar Océano y capitán general de los galeones de la Carrera de Indias, fue un intrépido navegante que, desde 1618, mandó escuadras de Indias. El 31 de agosto de 1638, al mando de siete galeones, en aguas de la isla de Cuba, se enfrentó a una escuadra de 17 buques holandeses al mando de Cornelio Jolis. Los holandeses querían apropiarse de los 30 millones de pesos en moneda que llevaban los españoles, por lo que Ibarra, al divisar a los enemigos, ordenó formar la línea de combate. Los holandeses fueron directos al abordaje. La descarga de artillería y fuego de arcabuces y mosquetes que Ibarra ordenó, causó tal estrago en la tripulación holandesa, que esta se vio obligada a alejarse. El combate duró ocho horas, la almiranta holandesa quedó desarbolada y toda la escuadra enemiga quedó en tan mal estado que se vieron obligados a retirarse, teniendo casi cuatrocientos muertos. La nave capitana española fue la que más castigo sufrió con 23 muertos y 60 heridos, entre ellos el propio general Ibarra. Al recoger una granada que no había explotado e intentar tirarla al mar; estalló. Ibarra resultó herido por los cascotes en el brazo, muslos y cara, aunque no se retiró y continuó dando órdenes. Los exploradores No hemos hablado todavía de los exploradores. Uno de ellos es Pascual de Iriarte, nacido en el guipuzcoano valle de Oyarzun. Acompañó al capitán Antonio de Vea en sus exploraciones por el Pacífico. En la ilustración de la página siguiente se puede observar la ruta que siguieron, desde el puerto de El Callao hasta el estrecho de Magallanes. Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 59


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above