Page 62

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

PRESENCIA VASCA EN LA ARMADA ESPAÑOLA (IV) Ya, fuera del continente americano, tenemos a Tomás de Larraspuru y Churruca. Nació en Azcoitia (Guipúzcoa) en 1580. En 1598, comenzó a servir de soldado en el estado de Milán. Su carrera marítima comenzó en 1602 como sargento y alférez de la gente de mar, cargos que desempeñó en los diversos viajes a Indias. Al año siguiente, navegando en la armada de Luis de Silva en el navío Delfín, peleó con seis navíos ingleses y holandeses abordando y rindiendo a la capitana enemiga. En 1607, se le nombró capitán de galeones, en cuyo cargo demostró, como en todos los actos de su carrera, una extraordinaria pericia. Su cometido, con base en La Habana, consistía en limpiar aquellas aguas de enemigos. En 1613, era ya almirante de la Flota de Nueva España. En 1615, fue ascendido a almirante de la Armada de la Guarda de la Carrera de Indias, llevando a sus órdenes una armada que tuvo victoriosos encuentros con los enemigos de España. La elección en 1621, para capitana de la Armada de la Carrera de un galeón proyectado por él, motivó la satisfacción del Consejo de Indias, organismo que no dudaba que el buque atesoraría las suficientes garantías por ser fabricado por Larraspuru. Perfecta simbiosis de militar y armador, fabricó sus unidades en La Habana y Guipúzcoa. Tres de sus naves fueron utilizadas para transportar plata. En 1623, con el cargo de general de una escuadra, fue a Indias, siguiendo durante varios años el desempeño de esta misión, prestando eminentes servicios señaladamente en la conducción del tesoro procedente de la feria de Portobello, que importaba 25 millones de pesos. Por sus continuos éxitos marítimos fue apellidado «hombre de buena estrella». En 1628, realizó un brillante desembarco para la liberación del puerto de Salé (La Mámora) del cerco que le tenían puesto los africanos. Les atacó por tierra y mar haciéndose dueño del campo y del puerto, así como de ocho cañones y un barco de los enemigos. Al final de su carrera cruzó el océano Atlántico en siete ocasiones al mando de la Flota de Indias. Tomás de Larraspuru dirigió en La Habana la construcción de excelentes galeones y desempeñó elevados cargos. Fue uno de los personajes más extraordinarios de la historia naval española. A su pericia náutica y militar hay que sumar sus conocimientos en construcción de buques. Fue sin duda uno de los más cualificados arquitectos navales de la Europa del siglo xVII. Relacionados con Larraspuru están los donostiarras Pedro de Layust y Sebastián Fernández de Gamboa (15). Pedro de Layust pasó a Puerto Rico donde luchó contra el corso. Fue capitán de dos compañías y sirvió con Tomás de Larraspuru. Sebastián Fernández de Gamboa fue capitán de mar y guerra. Escoltó los galeones de Tomás de Larraspuru. Fue gobernador de Jamaica. (15)  Véanse más datos sobre ellos en GARMENDIA ARRUEBARRENA (1989). Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 61


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above