Page 76

REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25

PRESENCIA VASCA EN LA ARMADA ESPAÑOLA (IV) En 1716, tras la finalización de la Guerra de Sucesión en España, Blas de Lezo recibe el mandato de limpiar la costa del Pacífico del virreinato de Perú de los numerosos piratas y corsarios que la asolaban. El servicio lo cumple con notable éxito porque los navíos piratas emprendían la huida ante la presencia de los buques de guerra españoles y la fama que Lezo se había ganado durante los últimos años. En 1730, Blas de Lezo da por concluido su periplo por las costas americanas y regresa nuevamente a España donde es nombrado jefe de la escuadra naval del Mediterráneo. En una de las misiones que se le encomiendan, viaja a la República de Génova, al mando de seis navíos de guerra, para reclamar el pago de dos millones de pesos que esta república debía al Reino de España. Blas de Lezo pronto tendría una nueva misión: la conquista de la ciudad otomana de Orán. La realizó con éxito. Como consecuencia de ello, el pirata Bay Hassan huyó pero, poco tiempo después, logró reunir un buen número de tropas para sitiar la recién conquistada ciudad. Los moros se coaligaron para reconquistarla, atacándola por tierra y bloqueándola por mar. Blas de Lezo levantó el bloqueo e introdujo en la plaza los socorros pertinentes. Después, se dedicó a dispersar las fuerzas navales enemigas, provocando la huida del pirata argelino tras una dura y reñida lucha. Patrulló durante meses por aquellos mares, impidiendo que los argelinos recibieran refuerzos de Estambul, hasta que una epidemia le obligó a regresar a la ciudad de Cádiz. Al ser nombrado comandante general de una flota de ocho galeones se le encarga una nueva misión: habían de salir para Tierra Firme. Llegó a Cartagena de Indias, donde quedó como comandante general del más importante puerto de ultramar, fundamental para la defensa del Mar de las Antillas. Cuando Gran Bretaña declaró la guerra a España, nombró al marino Edward Vernon comandante de las fuerzas británicas en las Indias Occidentales. Puso este rumbo desde Port Royale (Jamaica) hacia el puerto español de Portobelo, en Panamá, con el objetivo de saquearlo y destruirlo, como así lo hizo. Portobelo formaba parte de la ruta que periódicamente seguía la Flota de Indias y se encontraba pobremente defendido. El éxito de esta acción fue celebrado y proclamado a los cuatro vientos, y Vernon, entre numerosos homenajes, se convirtió en un héroe nacional en Inglaterra. El 13 de marzo de 1740 se presentaron ante Cartagena de Indias ocho navíos enemigos. Fondearon a unas dos leguas de la ciudad. Después de reconocer la costa y establecer el bloqueo, comenzaron el bombardeo de la ciudad. Los cañones de la defensa no alcanzaban a los navíos ingleses y estos continuaron haciendo fuego durante los días 18 y 19. Lezo mandó desembarcar un cañón de 18 que puso en tierra. Ahuyentó a las bombardas con sus certeros disparos y la escuadra británica levó y se retiró a Jamaica, quedando dos navíos bloqueando Cartagena. Hicieron los británicos una segunda tentativa, con trece navíos y una bombarda. Blas de Lezo formó con otros dos navíos, otra segunda línea de Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 75


REVISTA HISTORIA NAVAL 136 MAS SUP25
To see the actual publication please follow the link above