Page 51

REVISTA ESPAÑOLA DEFENSA MAYO 2017

SUDÁN del Sur ha pretendido levantar un proyecto nacional sobre los peores y más dañinos cimientos, y ahora su población sufre las dramáticas consecuencias. Todo lo que está ocurriendo en el país más joven del mundo era previsible. Pero ni los peores augurios podían vaticinar el grado de ignominia de sus dirigentes políticos, y menos aún, que éstos iban a provocar un escenario tan dantesco. La catástrofe humana es descomunal, y se necesitarán décadas para restañar unas heridas que hoy sangran muy lejos del interés mediático de la comunidad internacional —liderada por Naciones Unidas— que, a pesar de su constatado esfuerzo por la paz, es incapaz de articular una solución definitiva a tanta barbarie. Durante meses, el mal gobierno, la guerra y el colapso económico han provocado la hambruna; y, ahora, el hambre y el instinto de supervivencia están agudizando y generalizando una violencia, con alarmantes indicios de limpieza étnica y genocidio, que se ha gestado a fuego lento desde hace ya demasiadas décadas. LUCHA ÉTNICA El 9 de julio de 2011, la ansiada emancipación de Sudán del Sur —avalada por la ONU y la Unión Africana, con la connivencia necesaria de Sudán— fue una justa solución para subsanar la nefasta herencia colonial británica, que había unido a dos pueblos que siempre vivieron de espaldas y enfrentados. La celebración del nacimiento de esta nación africana concitó un enorme —al Mayo 2017 Revista Española de Defensa 51 YNA/EFE Cascos azules de la ONU reparten agua en un campamento de refugiados situado en Bor, al sur de Juba, capital de Sudán del Sur. igual que efímero— interés de los medios de comunicación; y toda la comunidad internacional se unió, en la capital Juba, a la esperanza de los 11 millones de sursudaneses, que ansiaban un futuro próspero y libre de violencia. En los fastos de la independencia, el gran ausente fue John Garang, líder histórico de la insurgencia contra Jartum y prócer de la emancipación nacional. Un accidente de helicóptero, del que nunca se esclarecieron las causas, acabó con su vida días después de la firma (9 de julio de 2005) del Acuerdo Global de Paz, auspiciado por la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Occidental (IGAD) y apoyado por la denominada Troika: Estados Unidos, Reino Unido y Noruega. Desde entonces, su sucesor natural, el


REVISTA ESPAÑOLA DEFENSA MAYO 2017
To see the actual publication please follow the link above