Page 74

BIP 154

Aniversarios en tarde, en mi caso particular cuando el tercer año de la ENM tuve la oportunidad de embarcar en el portaeronaves Dédalo y presenciar una demostración aeronaval. La Armada en aquellos años operaba además de un amplio abanico de helicópteros, los famosos AV8A Matador, y estaba en marcha un ambicioso programa de modernización con la incorporación de los AV8B, los SH60B y el portaviones Príncipe de Asturias. Yo creo que fue en ese momento cuando decidí intentar ser piloto naval, no solo por el atractivo que pudiera tener ser 72 BIP piloto de la Armada, sino por el futuro que se abría en aquellos primeros años de la década de los noventa. Con el paso de los años me doy cuenta que fue una de las mejores decisiones profesionales en esos primeros momentos de mi carrera, ya que tuve la inmensa suerte de volar en una Escuadrilla con un material y unos profesionales excelentes, de vivir la incorporación a la Flota del moderno portaviones Príncipe de Asturias como ya he dicho, y de contribuir a la entrada en servicio del AV8B+, un avión que supuso un salto tecnológico muy importante con su capacidad de ataque al suelo todo tiempo con armas de precisión, y que fortaleció significativamente la capacidad de proyección del poder naval de la Armada. En su opinión ¿se promociona suficientemente la vocación aeronaval entre los alumnos de las escuelas de la Armada? Yo creo que sí, y estoy convencido que los alumnos de las distintas escuelas de formación de la Armada perciben la contribución importante y singular que realiza el Arma Aérea a las capacidades de la Flota, ya que tanto en las aulas como en las praácticas a bordo de nuestros buques, reciben lecciones y explicaciones de los medios que disponemos. Por parte de la Flotilla de Aeronaves constituimos unidades aéreas destacadas para visitar la Escuela Naval Militar y contribuir a dar a conocer esta capacidad singular a los alumnos. En ese sentido la Flotilla de Aeronaves sigue ofreciendo a nuestros jóvenes oficiales, suboficiales y marineros unas enormes oportunidades para servir a la Armada pilotando, operando, controlando o manteniendo nuestras aeronaves. También quiero destacar el atractivo que supone esta Unidad en las campañas de captación que se organizan para promover vocaciones entre los jóvenes españoles para entrar en la Armada. Es muy notable las numerosas y muy frecuentes visitas de colegios, universidades, etc. ¿El nuevo sistema de enseñanza que se implantó hace unos pocos años en las Fuerzas Armadas aporta algún valor añadido a la formación específica del piloto naval y del suboficial de mantenimiento de aeronaves? La Flotilla de Aeronaves siempre se ha nutrido de buenos marinos que han decidido servir en destinos relacionados con la Aviación Naval. La excelencia en el proceso de formación de nuestros oficiales y suboficiales es un beneficio indudable para el Arma Helicópteros de las distintas escuadrillas en formación. LHd Juan C arlos I con una UNAeMB mixta de aviones AV8B y helicó32pteros SH3.


BIP 154
To see the actual publication please follow the link above