Page 118

RHM EXTRA 1 2017

EL EJÉRCITO DE LOS AUSTRIAS Y SUS ORDENANZAS 117 Durante décadas, los Tercios, organizados para actuar fuera de la Península Ibérica, claves en lo que hemos denominado ejército exterior, fueron unas organizaciones exclusivas de la Infantería española y sólo a finales del reinado de Felipe II se permitirá la constitución de Tercios con otros naturales de los dominios de la Monarquía Hispánica, particularmente italianos. Tanto en el conjunto del ejército imperial carolino, como en el de Felipe II, los efectivos españoles suponían sólo un 10 %, poco más o menos, pero era el contingente al que se le asignaban las misiones más peligrosas y de mayor responsabilidad, dado que gozaban de la confianza plena de los mandos de los ejércitos. Comparando el alcance y trascendencia de las Ordenanzas de las Guardas y las del Ejército exterior, estas tienen mayor importancia, tanto la de 1536, como la emitida en Madrid el 10 de agosto de 153925 para reorganizar –con indudable minuciosidadlas fuerzas establecidas en el Milanesado y Piamonte sobre todo, pues suponen una reforma en profundidad y una planificación general, que implicaba: • Una reducción de las fuerzas armadas, pero realizada con criterios selectivos, atendiendo a la calidad, experiencia, disciplina e instrucción de las tropas. • Una división racional del ejército, en función de las necesidades de cada momento y organizado por armas con las consiguientes dotaciones de armamento. • La designación de mandos capacitados y con experiencia en campaña. • El establecimiento de salarios pagados por la Hacienda real. • Preferencia de la Infantería sobre la Caballería. • Atención especial a la Artillería, que adquiere una gran fama en la época. adquisición de las piezas de artillería: “que el General de la artillería así en tiempo de paz como de guerra, juntamente con el Contador hagan todos los precios y compras de piezas de artillería y artillería y municiones que han de servir a ellas, presente el Recibidor, si quisiere o pudiere estar, al más barato y menor precio que se pudiere en provecho de S.M. tomando de todo lo mejor que se puede hallar”. Malinas sería la ciudad donde se centralizarían todos los asuntos relacionados con esta Arma. 25  Instrucciones expedidas en Bornes por el Rey d. Carlos I a 6 de agosto de 1545, estableciendo las reglas que se habían de observar en el entretenimiento y paga de la infantería española, caballería ligera, Gentileshombres, Oficiales y demás gente de guerra, que en aquella época estaban en Lombardía y Piamonte, a las órdenes del Marqués del Vasto, Capitán General y Gobernador de Milán. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 117-134. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above