Page 123

RHM EXTRA 1 2017

122 ENRIQUE MARTÍNEZ RUIZ aparece en Bruselas el 13 de mayo36 (es conocida como “las primeras de Flandes”) y es completada unas jornadas después por las segundas, publicadas en el ducado de Brabante el 22 de ese mes y año37. Su destino era aplicarlas en las tropas existentes en Flandes, pero como no había nada similar en los ejércitos de los demás territorios, se aplicaron a todos los ejércitos de la Monarquía Hispánica, constituyendo el inicio y la clave de lo que sería la regulación interna del funcionamiento del ejército. La primera de estas Ordenanzas delimita el cargo del Auditor General, que define como “muy preeminente, y de mucha importancia” y es “la persona sobre quien el Capitán General descarga todos los negocios, y casos de justicia, que él propio había de juzgar, y determinar”, casos y facultades que va desgranando en los 39 artículos de su texto, desde los crímenes de lesa majestad hasta las resoluciones testamentarias pasando por botines, presas, rescates, etc. La segunda Ordenanza tiene como protagonista al Preboste, otro cargo que se define como “de mucha autoridad, y muy necesario”, al que se encomienda “la conservación de la disciplina militar, y mantenimiento de la justicia del Ejército, porque es el ejecutor de los Bandos, y Ordenes del Capitán General, y Constituciones Militares, y asimismo de las Sentencias, y Decretos del Auditor General, que en nuestro nombre administra justicia”. En 18 artículos se relacionan sus facultades, personal que cuenta para que le ayuden en sus cometidos, entre los que figura la relación con mercaderes vivanderos y demás. Las necesidades militares de Felipe II mueven al soberano a buscar una serie de medios e intentar dinamizar los instrumentos existentes. Así se explica la publicación de las ordenanzas de las Guardas, el levantamiento de más Tercios –los Tercios nuevosy las medidas que se suceden hasta el final del reinado, a algunas de las cuales hemos hecho referencia. Pero la “gran reforma militar” de Felipe II quedó por hacer, constituyendo sus iniciativas, en conjunto, un nutrido bagaje que van reuniendo y aplicando el Consejo de Guerra y la Secretaría de Guerra, desde donde se impulsará la reforma, ya en el reinado siguiente38. 36  Ordenanza de 13 de Mayo de 1587, dispuesta por Alejandro Farnesio, Duque de Parma, y Plasencia, Gobernador, y Capitán General de los Estados de Flandes, sobre lo que toca al cargo del Auditor General, y particulares del Ejército, Fuero de los que sirven en él y cumplimiento de sus Testamentos. 37  Ordenanza de 22 de mayo de 1587, impuesta por Alejandro Farnesio, Duque de Parma, y Plasencia, Gobernador, y Capitán General de los Estados de Flandes, para que el Preboste del Ejército, Capitanes de él, y Oficiales de Justicia, se arreglen a ella. 38  Por cierto, uno de los primeros documentos firmados por Felipe III, lo hace el 25 de enero de 1598, como príncipe. Lo hace en nombre de su padre y trata Sobre el Establecimiento de una Milicia General, y sus privilegios. Levantar una milicia, sobre todo general, era una vieja aspiración que no acaba de materializarse. Vid. Thompson, I. A. A.: Guerra y decadencia. Gobierno y administración en la España de los Austrias, 1560-1620. Cátedra, Barcelona, 1981. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 122-134. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above