Page 144

RHM EXTRA 1 2017

LA ORGANIZACIÓN DE LOS EJÉRCITOS EN LOS AUSTRIAS 143 del rey Fernando y 600 jinetes españoles al mando de Pedro de Castro, la mayoría arqueros, así denominados en las crónicas. La campaña finalmente terminó a finales de 1513. Sin embargo en1515 murió el rey de Francia y ascendió al trono Francisco I alterando de nuevo el equilibrio en Italia. Por finalizar el tema de las coronelías observamos que el Conde de Clonard nos describe unas coronelías de seis mil hombres, en las que parece que quiere recuperar la Legión de Mario, con 10 compañías de 200 piqueros, 200 rodeleros y 100 arcabuceros, así como dos compañías más exclusivamente de piqueros. Dibuja todas sus formaciones y aunque no llega a poner fecha, sitúa en su texto en tiempos posteriores del Gran Capitán. Creemos que es una magnificación, pues por los datos anteriores seguimos pensando que la coronelía estaba formada en torno a las tres/cuatro compañías con unos 1.000 hombres11. CARLOS I REY DE ESPAÑA Y EMPERADOR Primeros años del futuro Emperador A finales de 1517 llegó Carlos a España con 17 años sin saber español y su corte flamenca. Es curioso su rechazo por la nobleza castellana cuando su padre Felipe, que aspiraba a ser rey de Castilla (que lo era su esposa Juana), era igual de flamenco y gozó de su favor. La historia está llena de acontecimientos contradictorios y habría que pensar si este apoyo al primer flamenco en 1505 lo fue por el odio visceral que sentía la nobleza castellana por el viudo aragonés. Sea como fuera, el nuevo rey Carlos, que firmaba en Castilla bajo el nombre de su madre, mandó a su hermano Fernando, nacido y criado en España, a Bruselas quedando a cargo de Margarita de Austria (“Tía Margarita”), anterior reina consorte de España y gobernadora de los Países Bajos. En 1520 tras la muerte de su abuelo Maximiliano, Carlos partió para Flandes donde fue nombrado Rey de Romanos en Aquisgrán. Llevaba consigo 1.200 caballos que fueron la admiración de la corte y 2.400 infantes a los que según el embajador veneciano no se les dejó desembarcar. De todo ello lo más importante para los efectos de este artículo es la presencia de un contingente importante de soldados españoles en Flandes, aunque en este caso lo fueran como escolta de honor. Y creemos que es importante señalar, ya desde este momento, el porqué de la presencia española en Flandes. 11  Conde de Clonard, obra citada. Parte II, Libro 1.Pg. 492 y siguientes. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 143-186. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above