Page 145

RHM EXTRA 1 2017

144 JESÚS MARTÍNEZ DE MERLO Los territorios conocidos con el nombre de Flandes12 era herencia de Carlos I rey de España por parte de su abuelo. No podemos ver con ojos de hoy, a través de la frase habitual de “qué hacía España en Flandes”, lo que se veía de otra manera en aquellos tiempos. Si posteriormente las guerras de religión, los conflictos internacionales y la gran diferencia entre la corte flamenca, mucho más alegre y liberal, en contra de la sombría y austera corte española, llevaron los acontecimientos por otros derroteros, es cuestión que llegó con el devenir de dos centurias. Pero no solamente estaba la presencia española en Flandes y en Nápoles, la eterna confrontación hispano-gala comenzaba una nueva disputa en tierras del norte de Italia. El Milanesado hasta entonces bajo el dominio francés comenzó a ser terreno en conflicto. El nuevo rey de Francia hacía valer sus derechos y desde 1521 la coalición Francia, Venecia y Génova se oponía a los imperiales apoyados por el papado. Nuevos soldados españoles aparecieron en la Lombardía con viejos y nuevos capitanes. En 1522 se dio la batalla de Bicoca donde, como hemos dicho, se repiten los mismos mitos: “se constató por vez primera que la caballería medieval francesa fracasaba ante los arcabuces españoles”, hecho ya acontecido veinte años antes en Ceriñola. Es curioso que muchas publicaciones actuales incidan tanto en estos mitos sobre la caballería medieval, cuando por aquella época, como no podía ser de otra manera, la caballería española tenía una composición orgánica muy similar a la caballería francesa13. Es decir que para 1522, fecha en que Carlos regresó a España y se enfrentó a las Comunidades, había soldados españoles en Nápoles, Lombardía y salió de Laredo una expedición con unos 4.000 soldados. Unos iban al mando de Lezcano, oficial de la Armada en ayuda de ingleses y otros al mando de Cristóbal Pizarro a tierras de Flandes donde “tía Margarita”, gobernadora de los territorios, no sabía cómo poder mantenerlos, acabando con disturbios en las poblaciones. Por su parte en 1522 en Italia tropas imperiales tomaron Génova, hecho que tuvo una gran importancia estratégica pues se abrió la puerta genovesa para 12  Los territorios de los países bajos, denominados Flandes con carácter genérico, se componían de 17 provincias muy distintas entre ellas tanto en población como en recursos: ducado de Holanda, ducado de Zelanda, obispado de Utrech, condado de Gueldres, condado de Frisia, condado de Groninga, condado de Over-Yjsel, condado de Namur, condado de Hyaumat, señorío de Malinas, obispado de Lieja, ducado de Mariemburgo, ducado de Limburgo, ducado de Luxemburgo, ducado de Brabante, ducado de Flandes, ducado de Artois. 13  La caballería española tanto la peninsular (Guardas Viejas) como la encuadrada en el ejército imperial también estaba compuesta por compañías de Hombres de Armas (similares a la gendarmería francesa) y compañías de caballería ligera. Sin embargo siempre la caballería francesa tuvo más renombre que su infantería. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 144-186. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above