Page 147

RHM EXTRA 1 2017

146 JESÚS MARTÍNEZ DE MERLO fueron reclutadas en 1522 como escolta del Archiduque Fernando a quien se le había negado poco antes la entrada en la ciudad. Dos meses más tarde entraban en Viena y permanecieron allí siete años17. No eran todavía los tercios pero llevaban su mismo espíritu de orgullo, religiosidad y aventura al igual que las tropas españolas que salieron a la primera campaña italiana con el Gran Capitán en los lejanos años de 1495. La génesis de los Tercios Carlos fue coronado de nuevo Emperador, esta vez en Bolonia por manos de Clemente VII quien salvó la vida en Roma tres años antes de las tropas de quien ahora coronaba. En el marco de la paz firmada con el papado se encontraba la restitución de Florencia a los Médicis lo que llevó a las tropas imperiales al sitio y rendición de la ciudad. En estas acciones comenzamos a ver el germen de la nueva organización que se avecinaba. Pedro Vélez de Guevara mantuvo el mando de las tropas españolas no licenciadas tras la campaña de Florencia de 1531. Comenzaba de esta manera en Asís la vida orgánica de la primera unidad organizada al estilo que luego tuvieron los tercios formalizados cinco años después. Vélez de Guevara fue reclamado por el emperador y fue sustituido por Rodrigo de Machicao quien recibió orden de alcanzar Viena partiendo el 10 de julio de 1532 y tras mes y medio de traslado terrestre continuaron vía fluvial18. Cuando en septiembre alcanzaron Viena los turcos habían decidido no combatir a los imperiales y se replegaron. Por estas fechas ya era el marqués del Vasto quien era ejercía la dirección de los ejércitos imperiales. En algunas fuentes se hace constar al tercio de “Viena” que, creemos, procedía de compañías que acompañaban al Emperador19. En cualquier caso Machicao regresó con sus compañías (excepto un capitán que fue ejecutado) así como con cuatro más al parecer procedentes de este “tercio de Viena”20. 17  GARCÍA CEREZEDA, Martín. Tratado de las campañas y otros acontecimientos de los ejércitos del emperador Carlos V. Sociedad de bibliófilos españoles. Madrid 1874. Según Cerezeda 300 de ellos llegaron a Milán en agosto de 1529. 18  Juan Luis Sánchez: www/tercios/org 19  Cerezeda, obra citada. Manifiesta que otras ocho compañías fueron llamadas pero se negaron ir al incierto destino de Viena dado el botín que esperaban ganar en Florencia. Fueron despedidas por el marqués del Vasto. 20  Véase trabajo de Ana Vian http://revistadefilologiaespañola.revistas.csic.es. El capitán Rodrigo de Leyva no dejó de intentar amotinar a su compañía a lo largo del trayecto de ida. Luego denunció al marqués del Vasto por fraudes administrativos. Ante ello se mandó pasar una muestra urgente y resultó una falsa denuncia e incluso había soldados de más y no de menos. El capitán fue degollado. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 146-186. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above