Page 162

RHM EXTRA 1 2017

LA ORGANIZACIÓN DE LOS EJÉRCITOS EN LOS AUSTRIAS 161 que se le dio a Lope de Figueroa y Barradas recién llegado de Flandes donde había sido distinguido en Jemmingen al mando de una compañía del Sicilia (52). También llegó parte del tercio de Nápoles al mando de Pedro Padilla y Meneses con 10 compañías. El resto de tercios peninsulares fueron disueltos a la finalización52. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 161-186. ISSN: 0482-5748 Lepanto De nuevo el Mediterráneo fue campo de batalla. La Sacra Liga decidió ir en busca de la flota turca. De España salieron en 1571 los tercios de Padilla y Figueroa al que se añadió uno nuevo de seis compañías al mando de Miguel de Moncada. Tras los aprestos el tercio de Figueroa alineaba 14 compañías, el de Nápoles 10, el de Sicilia 10, el de Moncada 7 y el de Lombardía aportaba 2. Podemos observar esa flexibilidad de compañías y tercios antes aludida. Tras la victoria de Juan de Austria los tercios se reorganizaron. Moncada fue disuelto y Figueroa recibió refuerzos de España tanto de capitanes nuevos como de reformados del Moncada alcanzando las 40 compañías. Sin embargo tras la pérdida en 1573 de tres en Túnez y pasar dos al Sicilia, el tercio mandó a Flandes 13 compañías en 1574, que junto a otras tantas del Lombardía formaron los nuevos tercios de Santiago y San Felipe. Tras estos movimientos el tercio de Figueroa quedó con 22 compañías continuando sus operaciones mediterráneas. La importancia de este tercio y su presencia en diversos escenarios hace que unidades actuales pretendan ser sus sucesoras53. Flandes. Luis de Requesens y D. Juan de Austria El Duque de Alba fue relevado por Luis de Requesens. Allí se encuentra con seis tercios54 pero a un mínimo de efectivos que a duras penas superaban los 800 hombres. Se hicieron los correspondientes estudios y con tres ter- 52  Lope de Figueroa es otro de los grandes soldados del siglo XVI. Había sido prisionero en Los Gelbes. El tercio estuvo más de quince años al mando de su maestre hasta la finalización de la campaña de Portugal. En ese tiempo fue uno de los exponentes de la proyección de fuerzas tanto por vía naval como por vía terrestre prácticamente en todos los escenarios posibles. 53  Clonard, obra citada. Tomo VIII, pág. 258 y ss. No obstante según nuestros datos desgraciadamente la línea orgánica de este tercio quedó rota en 1583 en Flandes y no conocemos ningún maestre que sucediera a Figueroa. Entendemos la complejidad de este asunto y los argumentos para que este tercio mítico no quedase en el olvido, así como la importancia de Miguel de Cervantes, realmente soldado del tercio de Moncada en Lepanto, luego refundido en Figueroa. 54  Tercios de Sicilia, de Lombardía, de Nápoles, de Flandes, de San Felipe y de Santiago.


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above