Page 167

RHM EXTRA 1 2017

166 JESÚS MARTÍNEZ DE MERLO fueron llegando desde Italia los tercios de Nápoles al mando de Alfonso de Luzón y de Sicilia que venía al mando de Diego Pimentel, al parecer su sargento mayor. Se contaba con 16 compañías procedentes de galeones y galeras, del tercio de Gabriel Niño y otras compañías portuguesas, gallegas y vizcaínas. En España se había creado el tercio de Agustín Mexía en 1588 y otro más que se le dio a Juan del Aguila que había regresado herido de Flandes dejando su tercio a Juan Manrique de Lara. La expedición sumaba unos 6.000 veteranos (la mayoría de los venidos de Italia) y 12.000 bisoños64. Su maestre de campo general fue Francisco Arias de Bobadilla que había dejado su tercio en Flandes al mando del capitán Manuel de Vega Cabeza de Vaca, su sargento mayor. Observamos que para 1587 la fuerza española en Flandes tenía unos 4.000 veteranos y 6.000 bisoños, la integrada en la fuerza de invasión a Inglaterra 6.000 veteranos y 12.000 bisoños, quedando únicamente en Italia el tercio de Juan de la Cueva. Es decir, que a pesar del “abolengo de veteranía” de las tropas españolas más de la mitad procedían de reclutas de menos de un año de servicio. La empresa fracasó como es sabido y al menos la mitad de la fuerza expedicionaria no regresó. Desde el punto de vista orgánico lo más destacado fue la pérdida casi en su totalidad del tercio de Nápoles al embarrancar su nave en la costa irlandesa y ser prácticamente masacrado65. El tercio fue nuevamente fundado con varias compañías de las denominadas de “entre Duero y Miño” que gobernaba Luis Enríquez Manrique y regresó como nuevo tercio de Nápoles66. En alguna fuente se cita como Luis Enríquez de Luján, apellido de su esposa. También se perdieron parte de las tropas sicilianas cuyo jefe, Diego Pimentel, había caído prisionero y sus supervivientes recogidos en Ostende. Seguían en Italia el de Lombardía que había pasado al mando de Pedro Manrique de Solís y el de Sicilia que continuaba al mando de Diego Enríquez de Castañeda. En España el tercio de Juan del Aguila, que finalmente no participó en la expedición a Inglaterra, fue trasladado a la Bretaña en apoyo de los católicos franceses mientras que el tercio de Mexía fue enviado a Aragón donde 64  Las tropas de diversa procedencia fueron reorganizadas para constituir cinco tercios operativos, uno por escuadra que formaba la flota. De esta forma quedaron el tercio de Nápoles al mando de Luzón, el de Sicilia al mando de Pimentel, el de Francisco de Toledo, el de Agustín Mexía y el de Nicolás Isla. En Santander había quedado Juan del Águila para la segunda fase que ya no se realizó. 65  La orden llegada a todos los pueblos costeros era la de ahorcar a todos los españoles en cualquier estado que estuvieran. 66  Catorce de estas compañías se habían integrado en el tercio operativo Francisco de Toledo en la expedición contra Inglaterra. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 166-186. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above