Page 169

RHM EXTRA 1 2017

168 JESÚS MARTÍNEZ DE MERLO la reforma, pero a cambio se relevó a casi todos sus capitanes incluidos el maestre y el sargento mayor68. Vino a mandarlo Antonio de Zúñiga y Zúñiga, llegado tres años antes con los soldados del “ducatón”, así llamados en su momento por ser la única paga recibida con la que tuvieron que vivir un tiempo. Mientras tanto Manuel Vega fue confirmado como maestre del tercio de Bobadilla. A este puesto aspiraba Cristóbal Lechuga y hubo unos acontecimientos extraños dentro del tercio que acabaron con el relevo de Vega, viniendo a ser su nuevo maestre Alonso de Mendoza en 159169. Manuel de Vega regresó a España y condujo un nuevo tercio de refuerzo como veremos seguidamente. En 1591 llegaban a Flandes nuevos efectivos. Por una parte el denominado tercio de Ginebra reformado al año siguiente para refuerzo de los existentes y por otra el que venía al mando de Luis de Velasco y Aragón. Este tercio no solamente no repartió sus compañías sino que permaneció en Flandes hasta rebasar el año 1700 y llegar a la actualidad con el nombre de Soria. Fue reclutado en España con algunos cuadros del tercio viejo disuelto, organizado en Nápoles y enviado a Génova por vía marítima. Pasó a Lombardía y llegó a Namur con 10 compañías (reformando a 7 capitanes) y en 1592 recibió compañías del Ginebra hasta alcanzar el número de 14. Al año siguiente quedó reformado el de Idíaquez al ser nombrado capitán general de Lombardía y sus compañías (algunas del tercio viejo) pasaron también el Velasco70. En diciembre de 1592 falleció Alejandro Farnesio otro de los grandes capitanes míticos del siglo XVI. En 1594 llegó el tercio veterano de Agustín Mexía avalado por las campañas de Inglaterra, Aragón y el Pirineo. En 1596 el Archiduque Alberto de Austria fue nombrado gobernador de los Países Bajos partiendo de Italia acompañado de tres tercios como escolta. El de Pedro Manrique Solís (maestre del Lombardía), el de Juan de Tejada y Quero y el de Manuel de Vega. Tanto el tercio de 68  Realmente Manrique de Lara estaba de regreso en España y su tercio estaba a cargo del capitán Diego de Ávila Calderón. Su nuevo sargento mayor fue Bartolomé Torralba. 69  Aunque no se probó la participación de Cristóbal Lechuga, uno de sus parientes trató de volar a Manuel de Vega consiguiendo solamente quemarse él mismo en la explosión. Quemado y todo fue ahorcado. 70  Esta circunstancia de recibir compañías del tercio Viejo es lo que se argumenta para tomar la antigüedad del mismo. Ya hemos citado que quizá desde el siglo XIX hasta la fecha pueda ser así considerado, pero que en aquellos tiempos no era así. Y el tercio de Velasco, por muchas compañías que tuviera del tercio Viejo cedía la preferencia a Bobadilla y por supuesto a Zúñiga. Es decir, en todas sus formaciones tenía que dar su derecha a estos dos tercios y eso era ley en aquellos años. Esa era la antigüedad del Velasco firmase quien firmase otra fecha en los tiempos futuros. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 168-186. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above