Page 193

RHM EXTRA 1 2017

192 FRANCISCO JOSÉ CORPAS ROJO pañía se centran en recibir a las lanzas alistadas y comprobar, junto con el capitán, que reúnen los requisitos, armamento y cabalgadura, para el alistamiento. Asimismo han de comunicar a los contadores mayores de Hacienda las altas y las bajas, por muerte o despido, de las lanzas para su asiento en el Oficio del Sueldo. El pago se realiza por un pagador, que no figura en la plantilla de la compañía, según una nómina firmada por su capitán, veedor y contador. Unido a la ordenanza de Guardas de 1493 figura en el mismo legajo del Archivo General de Simancas un estudio comparativo del presupuesto de estas unidades y propuesta de modificación que busca, por una parte, aumentar el número de caballos disponibles, dos por cada hombre de armas, reduciendo el número de estos y, por otra, dotarlas de jinetes ligeros, infantería y artillería. Además instituye la figura de pagador de Guardas y sistematiza el alarde, cuatro veces al año coincidiendo con las pagas cada tres meses, y la rendición de cuentas por el pagador una vez al año. También en este mismo legajo se encuentran la denominada ordenanza de Tortosa, de 22 de enero de 1496, en las que se extienden las normas previstas en la ordenanza de Guardas a la totalidad de las fuerzas armadas existentes en la época. En las mismas se recogen los extremos organizativos del estudio anterior sobre Guardas, por lo que posiblemente esta norma sea su consecuencia. Por vez primera del resultado del alarde trimestral se pasa una copia a los capitanes generales de las fuerzas, con lo que un documento de origen netamente económico-administrativo sirve de información al mando militar. Además se hace mención a las ventajas para atajadores, consistentes en quince maravedíes para los de a caballo y siete para los de a pie, con carácter diario, mientras estén en el ejercicio de su función. Las fuerzas de a pie, organizadas con arreglo al modelo de esta ordenanza, se conocen con el nombre de Infantería de la Ordenanza8. La ordenanza de Guardas más completa que nos ha llegado es la publicada en 15039, que constituye una recopilación de las anteriores, señalando que trata de unificar en un solo cuerpo legal las diversas normas dispersas e incluso contradictorias existentes. Su texto consta de 62 otrosíes10, en los que amén de las normas relativas a temas puramente militares, se contem- 8  Clonard. Op. cit. (t. 2, pág. 394. 9  Archivo General de Simancas. Contaduría del Sueldo, 2ª Época, nº 1. tr. Clonard. Op. cit. t. 2, pág. 395; en su portada figura, con letra más actual, “Duplicados en Diversos de Castilla, libro 1º, folio 42”. 10  En Clonard 62 artículos, Op. cit. t. 2, pág. 396 y para Tamarit, 64 artículos, en Boletín de Administración Militar nº 44 de 15-08-1858, pág. 8; sobre el original se pueden contar un total de 62 otrosíes más el encabezamiento y la disposición final. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 192-240. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above