Page 202

RHM EXTRA 1 2017

EVOLUCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN ECONÓMICA MILITAR DE LOS AUSTRIAS 201 contador debe inspeccionar la capitanía, dando cuenta tanto al veedor general como al capitán general de Guardas. En cuanto a las pagas no hay modificación alguna, no estableciéndose el modo de hacer llegar los fondos al pagador por lo que es factible, dados los procedimientos de la época, que la libranza de la Contaduría Mayor de Hacienda, recogida por el pagador se ejecute contra algún recaudador de rentas, geográficamente cercano a las unidades, sobre el que se ordena el pago. En cualquier caso el transporte de fondos es por cuenta y riesgo del pagador en los reinos de Castilla, Granada, Galicia y Navarra, y por cuenta del rey desde las fronteras de éstos a cualquier otro punto donde resida la Capitanía. Efectuado el alarde se paga con las mismas condiciones que en la ordenanza de 1503, si bien a las penas señaladas en la misma contra los fraudes se unen las de perjuro, toda vez que ahora se exige juramento de ser quien se dice que es, perdiendo el castigado sus armas y caballos en beneficio del Tesoro Real. De la comparación del alarde anterior, según libros, del actual y de la nómina que porta el pagador se produce la nómina que verdaderamente se paga a las tropas y que descarga la cuenta del pagador, una vez que éste la entrega en la Contaduría Mayor de Hacienda. El pagador lleva su cuenta de acuerdo con la nómina firmada por los mismos personajes que el alarde, más la suya propia, y da razón de lo invertido, prohibiéndose los pagos a cuenta y debiendo ser abonada íntegramente cada paga. Los servicios relativos a alojamientos, subsistencias y bagajes se mantienen de la misma manera que en la ordenanza de 1503. En lo que se refiere a la figura de tenedor de bastimentos es regulada en forma similar, detallando sus misiones de abastecimiento a las fuerzas en lo relativo a “cebada é trigo é harina é otras cosas que Nos mandaremos dar á la dicha gente bueno y limpio, y medido y pesado con la medida y peso que hobiere en la parte donde se hobiere el dicho bastimento, por el precio que por Nos fuere mandado”. Así, el tenedor compra y almacena por orden real y suministra al precio fijado por el Rey a quién éste ordene por cédula o mediante orden del capitán general o veedor general. De lo entregado ha de mandar relación a la Contaduría Mayor de Hacienda para data de la cuenta cuyo cargo forman los fondos recibidos para compras. La siguiente ordenanza de Guardas data de 155114, resulta ser mucho menos detallada que las anteriores, no aportando nada nuevo sobre lo ya examinado; la denominación compañía sustituye totalmente a la de capitanía. 14  Ordenanza de Águeda, de 13 de junio de 1551, en Portugués, Joseph Antonio: Colección general de las Ordenanzas Militares, sus innovaciones, y aditamentos, dispuesta en diez tomos, Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 201-240. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above