Page 221

RHM EXTRA 1 2017

220 FRANCISCO JOSÉ CORPAS ROJO … El orden en suma, y la salud de todo un ejército, consiste principalmente en que no falte pan, vino, carne, sal, óleo, vinagre, agua, leña, paja, heno, cebada, etc. De los proveedores y comisarios generales basta saber que toca la provisión de las vituallas y mantenimientos, sin los cuales no se puede observar orden ni guerra.” En el reparto del botín de acuerdo con las antiguas costumbres42 que, sin embargo, no figura en ninguna de las ordenanzas examinadas anteriores al Discurso de Londoño, si bien los historiadores recogen su existencia, al menos, en las ciudades o villas tomadas al asalto por no haberse rendido. En ordenanzas posteriores el botín se permite, excepto para las armas, municiones y alimentos que han de entregarse por considerarse propiedad de la Corona. Así, por ejemplo, en la ordenanza de 1 de agosto de 1572 para la infantería alemana, en la ordenanza de Badajoz de 15 de junio de 1580, para el ejército que invade Portugal, en la que el botín se autoriza tan solo contra los rebeldes partidarios de Don Antonio, adversarios de Felipe II como rey de Portugal, excluyendo también la artillería, pólvora, municiones y vituallas, es decir los elementos de utilidad para el ejército. LA ORDENANZA DE MASTRECHE DE 1568 PARA EL EJÉRCITO DE FLANDES Pocos meses más tarde al Discurso de Londoño se publica la ordenanza de Mastreche, de 1 de septiembre de 156843, para el ejército de Flandes, que pone su acento en el mantenimiento de la disciplina de las tropas y en el respeto a las personas y propiedades. En el ámbito económico-administrativo aborda, una vez más, el problema de las plazas supuestas para las que impone penas hasta de muerte, insistiendo en la necesidad de las muestras como medio para remediar aquél: “28. Item: Que ningún soldado de pié ni de á caballo pase la muestra ni se haga escribir, ni tire ni lleve la paga mas de en sola una compañía, y que no pase ni responda en nombre ajeno, sino que cada uno pase y sirva en su compañía en su nombre propio y una sola 42  Se refiere a las disposiciones sobre el botín contenidas en Las Partidas (Título XXVI, Partida 2ª), incluyendo al final a los repartidores del mismo (“fieles personas”), denominados cuadrilleros en la obra de Alfonso X. 43  Ordenanza de Mastreche de 1 de septiembre de 1568, en Vallecillo: op.cit., t. 13, pág. 130. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2017, pp. 220-240. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA 1 2017
To see the actual publication please follow the link above